Un magnífico Adel Mechaal, quinto en la final de 1.500

Un magnífico Adel Mechaal, quinto en la final de 1.500

Adel Mechaal ha realizado unos Juegos excelentes
Adel Mechaal ha realizado unos Juegos excelentes | EFE

El español volvió a mejorar su marca personal con 3:30.77 y se pone cuarto del ranking español

Ingebrigtsen, Lasitskene, Chopra, la heroína Sifan Hassan y los dos relevos largos de EE.UU, los oros

Adel Mechaal había asegurado en la previa que saldría a por todas en la final de 1.500 metros y a fe que lo ha hecho, con una sensacional actuación para terminar quinto mejorando otra vez su marca personal hasta dejarla en 3:30.77 para situarse cuarto del ranking español solo por detrás de Mohamed Katir, Fermín Cacho y a solo 20 centésimas de Reyes Estévez.

Por primera vez desde Sidney hace 21 años, España había clasificado a dos atletas para la final del 'milqui', cuando Andrés Díaz terminó séptimo con 3:37.27 y Juan Carlos Higuero cerró las plazas de diploma con 3:38.91 en la octava posición.

El catalán de adopción fue valiente en una prueba rapidísima en la que se cubrió el 800 en 1:51. Se instaló en el segundo grupo mientras Cheruiyot imprimía un ritmo imposible para ir remontando posiciones en la última vuelta hasta verse quinto.

Peleó para avanzar al menos dos más, pero lo que tenía por delante era inalcanzable y se centró en apretar los dientes para que no lo 'cazase' el estadounidense Hocker. Por delante, Jakob Ingebrigtsen cambió en la última curva de forma espectacular y se impuso caminando con una sensacional marca (3:28.32, nuevo récord europeo) por delante del keniano (3:29.01) y del sorprendente británico Josh Kerr (3:29.05).

Jakob Ingebrigsten, intratable en la final de 1.500

| AP

También bajó de los 210 segundos el keniano Abel Kipsang (3:29.56) y el medallista de bronce en el último Europeo bajo techo fue quinto con 3:30.77. Fuera de carrera desde el principio, el joven granadino Nacho Fontes acabó 13º y último con 3:38.56 tras una temporada sensacional.

Era la última opción de medalla individual para una delegación española que cierra el atletismo con el bronce de Ana Peleteiro en triple y un total de 10 finalistas, balance más que positivo pese a la cierta amargura de las cuartas plazas de Eusebio Cáceres, Álvaro Martín, Marc Tur y María Pérez.

El otro gran atractivo de la última jornada en la pista del Estadio Olímpico eran los 10.000 metros en el reto de la incombustible neerlandesa Sifan Hassan de lograr su tercera medalla en Tokio tras el oro de los 5.000 metros y el bronce de los 1.500, aunque su voraz sueño del histórico 'triplete' ya no era posible.

Y lo consiguió siendo lo más fiel posible a su estilo, 'a lo Martín Fiz' cuando fue a rueda de Abel Antón en 1997 en la maratón del Mundial de Atenas para darle el hachazo final y conquistar un oro que también logró el soriano dos años después en Sevilla.

Sifan Hassan es una de las protagonistas de estos Juegos

| AFP

Así las cosas, la etíope Letensebet Gidey ejerció de poseedora del récord mundial de las 25 vueltas a la pista (lo batió el año pasado en Valencia) e imprimió un exigentísimo ritmo desde el tercer mil que fue descolgando poco a poco rivales hasta que solo la aguantaban la propia Hassan y la sorprendente bahreiní Kalkidan Gezahegne a falta de un kilómetro y medio.

Y pasó lo que tenía que pasar. Sifan Hassan superó a la abisinia en la contrarrecta y se dirigió majestuosa hacia la meta para lograr su tercera medalla con 29:55.32 en unas condiciones muy duras, seguida por Gezahegne (29:56.18) y por una Gidey que se hundió en la recta final (30:01.72).

Siguiendo con las finales, sorpresa monumental en la jabalina masculina. Líder del año y segundo de la historia a solo 72 centímetros del mítico récord del checo Jan Zelezny, el alemán Johannes Vetter se quedó fuera de la mejora cuando era uno de los favoritos más claros del atletismo para conquistar el título.

El inicio Chopra hizo saltar la banca en la jabalina

| AFP

Con 82.52, a casi 15 metros de su mejor marca. Y la sorpresa fue aún mayor al proclamarse campeón el indio Neeraj Chopra con 87,58, seguido de los checos Jakub Vadlech (86,67) y Vitezslav Vesely (85,44). Por cosas así el atletismo es el deporte más espectacular, el más universal... el 'rey' de los Juegos.

La 'rebelión de Lasitskene'

En la última final individual de la pista a la espera de los dos relevos largos, la rusa Maria Lasitskene se impuso el salto de altura y demostró al Comité Olímpico Internacional, a la Agencia Mundial Antidopaje y a la biblia en verso que los atletas limpios no pueden ser perseguidos como lo ha estado ella de manera totalmente injusta.

Lasitskene logró en altura el único oro ruso en atletismo

| AFP

Tras estar contra las cuerdas en 1,96 (superó el listón a la tercera), Lasitskene se impuso al ser la única que franqueó los 2,04 metros para convertirse en la sucesora de la genial cántabra Ruth Beitia, secundada por la sorprendente australiana Nicola McDermott (2,02) y de la ucraniana y líder del año Yaroslava Mahuchikh (2,00).

'Doblete' estadounidense

El verdadero Dream Team de Estados Unidos en Tokio era su relevo 4x400 femenino con Allyson Felix a sus 35 años (la atleta más laureada de los Juegos ya con 11 medallas), Sydney McLaughlin (oro con récord mundial en 400 vallas), Dalilah Muhammad (bronce en 400 vallas) y Athing Mu (oro en 800).

No hubo historia y las norteamericanas se impusieron con un excelente registro de 3:16.85 (a un segundo y medio del récord mundial de la Unión Soviética), seguidas por una Polonia que compite siempre a la perfección (3:20.53) y por Jamaica (bronce con 3:21.24).

Estados Unidos también reinó en categoría masculina (2:55.70) con Michael Cherry, Michael Norman, Bryce Deadmon y Rai Benjamin (el gran derrotado por Karsten Warholm en los 400 vallas pese a su sensacional marca), los Países Bajos lograron una histórica plata con récord nacional (2:57.18) y una Botswana liderada por Issac Makwala batió el récord africano para colgarse el bronce (2:57.27).

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil