Sifan Hassan da los dos primeros pasos hacia la historia de los Juegos

La neerlandesa se impuso en 5.000 metros y salvó una situación límite en las series del 'milqui'

Hassan quiere ser la primera de la historia con tres oros individuales en unos mismos Juegos

Sifan Hassan se colgó su primer oro en Tokio
Sifan Hassan se colgó su primer oro en Tokio | AFP

La neerlandesa de adopción Sifan Hassan ha dado este lunes sus dos primeros pasos hacia el sueño imposible de convertirse en la primera atleta femenina de la historia en conseguir tres oros individuales en unos mismos Juegos Olímpicos en 1.500, 5.000 y 10.000 metros.

Si lo consigue, emularía al estadounidense Carl Lewis en Los Ángeles 1984, a su mítico compatriota Jesse Owens en Berlín 1936 (ambos 100, 200 y longitud en Los Ángeles 1984), al checo Emil Zatopek (5.000, 10.000 y maratón en Helsinki 1952) y a Paavo Nurmi, el 'Finlandés volador' (1.500, 5.000 y campo a través en París 1924), además de otros dos por equipos (3.000 y campo a través).

La atleta de origen etíope que llegó como refugiada a los Países Bajos está inscrita en los 1.500, en los 5.000 y en los 10.000 metros y ya está un poco más cerca de esta proeza alguien con marcas siderales en todas las distancias lisas desde los 800 metros hasta el medio maratón.

En la última final de la jornada, Hassan se aprovechó de una final de 5.000 no demasiado rápida en la que fue de menos a más con un último mil en 2:39 y terminó con 57 en la vuelta definitiva para imponerse con 14:36.79, por delante de una batalladora keniana Hellen Obiri (14:38.36) y de la etíope Gudaf Tsegay (14:38.87). Mención especial para la sub'23 italiana Nadia Battocletti, séptima con un marcón personal (14:46.29).

Antes, en la jornada matinal había hecho realidad un 'milagro' al caer justo después de penúltimo paso por meta en las series de 1.500 y realizar una última vuelta de ensueño para ir adelantando rivales y terminar imponiéndose incluso con autoridad (4:05.17).

Hassan se rehízo de forma increíble tras caer en las series de 1.500

| AFP

En una sesión vespertina sin participación española, los 3.000 obstáculos vivieron una final táctica en un tartán lleno de charcos tras el diluvio universal en categoría masculina después de que Fernando Carro, Sebas Martos y Dani Arce cayeran en las series.

Tras un primer mil lento (2:50), el etíope Girma ejerció de líder del año y aceleró la prueba mandando hasta que en la última contrarrecta sufrió el ataque del marroquí Soufiane Bakkali, quien se impuso con 8:08.90 seguido del abisinio (8:10.38) y por el keniano Benjamin Kigen (8:11.45) en la primera vez que Kenia no logra el título desde los Juegos de Moscú 1980 (se unieron al boicot).

El Bakkali impuso su ley en los 3.000 metros obstáculos

| AFP

La que se quedó con la miel en los labios fue Sandra Perkovic en su ilusión por convertirse en la primera mujer con tres oros olímpicos en la misma prueba. Acuciada por los problemas físicos en los últimos tiempos, la croata solo pudo ser cuarta con 65,01 en una final de lanzamiento de disco marcada por el diluvio que cayó en el ecuador de la prueba y que se saldó con victoria de la estadounidense Valarie Allman con 68,98, seguida de la alemana Kristin Pudenz (66,86) y de la cubana Yaime Pérez (65,72).

En una de las pruebas más interesantes de los Juegos, las tres grandes estrellas se impusieron en sus semifinales de 400 metros vallas y prometen una espectacular final. La exposeedora del récord mundial Dalilah Muhammad reinó con 53.30, la nueva 'recordwoman' y también estadounidense Sydney McLaughlin lo hizo con 53.03 y la 'esperanza blanca', la joven neerlandesa Femke Bol también ganó la suya con 53.91 tras entrar caminando.

McLaughlin no lo tendrá nada fácil en los 400 vallas

| AFP

También se prometen emociones fuertes en una final de 200 femenina en la que no estará por cuatro milésimas la jamaicana Shericka Jackson (bronce en 100 lisos) tras dejarse ir de forma lamentable en las series. Su compatriota y campeona del hectómetro Elaine Thompson-Herah logró el mejor registro con 21.66, seguida de la prodigiosa namibia Christine Mboma que a sus 18 años volvió a batir el récord mundial sub'20 pese a su pésima salida (21.97). La jamaicana Shelly-Ann Fraser (plata en 100) logró la quinta marca con 22.13.

Elaine Thompson opta con fundamento al 'doblete'

| AFP

Y ojo también a una final de 400 lisos masculinos en la que no estará el vigente campeón olímpico Wayde Van Niekerk, quien llegaba muy corto de preparación por las lesiones y se hundió en la recta tras hacer historia en Río con su oro y su colosal récord mundial (43.03).

Entre los clasificados destacan el granadino Kirani James (43.88), el sorprendente colombiano Anthony José Zambrano (43.93 y nuevo récord de América del Sur), con el bahameño Steven Gardiner (44.14 dándose un 'paseo') y con los estadounidense Michael Cherry (44.44) y Michael Norman (44.52) sin olvidar al veterano botswanés Isaac Makwala (44.59).

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil