Los trabajadores de la planta de iPhone en China renuncian a su trabajo por las condiciones draconianas

Los trabajadores de la planta de iPhone en China renuncian a su trabajo por las condiciones draconianas

Protestas contra cero covid se extienden a otras ciudades chinas, según redes
EFE/EPA/WU HAO | sport

Las condiciones de la fábrica de Foxconn son bastante complicadas

El brote de COVID-19 en la ciudad lo ha empeorado todo

Dimisiones masivas de cientos de trabajadores han causado auténticos disturbios en la planta de creación de iPhone de FoxConn en China. Así, la planta con más de 20.000 trabajadores sufre un terrible brote de COVID-19, y el país asiático tiene una política estricta de "Cero COVID-19", por lo que cuando hay un pequeño brote, el Estado cierra y pone en cuarentena a la zona afectada.

Según una producción interna recogida por 9to5Mac, esta situación de crisis podría causar que cayera el 30% de la producción, que está muy por debajo de la demanda de iPhone 14 que se requiere en el planeta. El teléfono ha sido todo un éxito y cada vez es más difícil elegir teléfonos porque están casi todos generalmente agotados.

Todo comenzó con un brote de COVID-19 en la planta de ensamblaje de Zhengzhou perteneciente a Foxconn, una socia de Apple que se encarga de manufacturar los iPhone. La empresa aseguró que todo estaba bajo control pero no opinan lo mismo las autoridades chinas, que decidieron ponerle el cierre a la situación mientras las infecciones se propagaban totalmente desbocadas.

Por ello, miles de trabajadores han decidido dimitir de sus puestos ya que se está poniendo mucha presión sobre sus hombros. Así, el estrés terrible ha llegado a que muchos trabajadores preefieran dimitir. Además, ha habido grandísimos disturbios en la ciudad y en la propia factoría de Apple porque mucha gente parece estar exhausta con la política de "Cero COVID-19".