Suecia y Finlandia firman el protocolo de adhesión a la OTAN

Suecia y Finlandia firman el protocolo de adhesión a la OTAN

Cumbre de la OTAN.
| Epi_rc_es

Los dos aspirantes concluyen en tiempo récord las negociaciones y se convertirán en miembros de pleno derecho en cuanto los 30 países aliados ratifiquen el protocolo

Finlandia y Suecia han dado este martes un paso de gigante en su proceso de adhesión a la Alianza Atlántica con la firma del protocolo de adhesión. Los ministros de exteriores finlandés Pekka Haavisto y su homóloga sueca Ann Linde concluyeron este lunes en tiempo récord las negociaciones en el cuartel general aliado en Bruselas lo que permitirá a sus respectivos países convertirse en miembros de pleno derecho de la OTAN tan pronto como los restantes 30 países aliados ratifiquen el protocolo. "Es un momento histórico para Suecia, Finlandia, la OTAN y nuestra seguridad compartida”, ha dicho el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, antes de la firma.

Hasta hace apenas unos meses la incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN no estaba sobre la mesa. Aunque por razones diferentes ambos países habían optado por mantener la neutralidad. Sin embargo, la guerra lanzada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, contra Ucrania el pasado 24 de febrero hizo saltar por los aires la sensación de seguridad en ambos países que, en apenas unas semanas, dieron un giro de ciento ochenta grados a su política de defensa y decidieron solicitar el ingreso el pasado 18 de mayo. 

La respuesta fue positiva en el bando aliado pero las reticencias de Turquía, debido a lo que consideraban una política demasiado blanda de los países nórdicos hacia los militantes kurdos y particularmente el Partido de los Trabajadores del Kurdistan (PKK) y las Unidades de Protección Popular (YPG), complicaron enormemente las negociaciones.

Decisión en Madrid

De hecho, no fue hasta la víspera de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno aliados, celebrada la semana pasada en Madrid, cuando Ankara aceptó levantar finalmente su veto tras un encuentro a tres bandas entre el presidente Recep Tayyip Erdogan, la primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, y el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, en el que firmaron un memorándum conjunto comprometiéndose a revisar sus leyes antiterroristas, su política hacia el PKK y el YPG y poner fin al embargo de armas contra Turquía. 

"Encontramos terreno común y la semana pasada en Madrid los líderes acordaron invitar a Finlandia y Suecia", ha resumido Stoltenberg este martes en una firma que pone en marcha el proceso de ratificación final. "Es un buen día para Finlandia, Suecia y la OTAN", ha celebrado el noruego. "Estoy convencido de que Finlandia contribuirá a hacer más fuerte a la OTAN política y militarmente", se ha sumado Haavisto que ha destacado las décadas de colaboración de su país con la Alianza Atlántica. "La firma de hoy es una confirmación y un importante paso", ha subrayado Linde. La firma del protocolo de adhesión supone el pistoletazo de salida al proceso de ratificación que deberán completar los 30 países aliados. Un proceso que se prolongará meses ya que en algunos países implicará la ratificación parlamentaria.