Ricard Muñoz dejará de ser entrenador del Barça Lassa a final de temporada

Toma la decisión "por el desgaste que supone ocupar este cargo"

Muñoz seguirá vinculado al club en la Masia y en el área que se ha creado de conocimiento

-
| sport

Ricard Muñoz se va. Deja el cargo de entrenador del FC Barcelona Lassa tras cuatro años al frente del primer equipo.

El entrenador barcelonés, de 38 años, llegó al cargo mediada la temporada 2012-13 en sustitución de Gaby Cairo, que dejó el banquillo por problemas con la directiva, y en aquel entonces, Muñoz era el segundo entrenador. El club decidió apostar por él, un hombre de la casa que estaba vinculado al club desde 2002.

Desde su llegada, el equipo ha conquistado 12 títulos: tres OK Ligas, dos Copas del Rey, dos Champions League, una Copa Intercontinental, 1 Copa Continental y 3 Supercopas de España.

Ricard anunció que deja el cargo de entrenador en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de los directivos Josep Ramon Vidal-Abarca, director responsable de la sección, Albert Soler, director de los equipos profesionales y Toni Miró, manager deportivo de la sección, al margen de familia, amigos, compañeros y todo el primer equipo de hockey patines.

"Lo dejo por motivos personales y profesionales", dijo Muñoz que tuvo momentos en los que se le vio visiblemente emocionado.

"Tomo la decisión con tranquilidad, serenidad y orgulloso de haber dirigido al mejor equipo del mundo en el mejor club del mundo", aseguró el entrenador para añadir que "no es fácil tomar esta decisión cuando las cosas van bien no solo a nivel de resultados sino también en la sección".

Sigue hasta final de temporada

La intención cuando llegó al cargo era para acabar la temporada 2012-13, pero finalmente se quedó: "Era algo itinerante y se ha alargado cuatro años en los que hemos conseguido muchos títulos y un paso adelante en la sección, que creo que hemos modernizado".

Sin embargo la clave para no seguir de entrenador es clara: "El desgaste que comporta el día a día. Tomar decisiones, liderar un grupo humano... el paso del tiempo se nota y se paga. Va bajando la energía, la moral, la fuerza y el club está acostumbrado a ganar títulos por lo que todo ello desgasta mucho", dijo Muñoz que aseguró que nota que "ya no estoy al 120% como cuando llegué sino al 98%".

Muñoz seguirá hasta final de temporada, donde el equipo está en disposición de conseguir el triplete. Ya conquistada la Copa del Rey, esperan la OK Liga y la Champions y Muñoz insistió en que su decisión "debe ser motivo para trabajar más si cabe con la ilusión de conseguirlo".

seguirá vinculado al club

Además, Ricard, "un hombre de club" como le describió Albert Soler, seguirá en sus funciones en la Masia donde trabaja en formación, y está incluido en el proyecto de 'Conocimiento' que el Barça ha iniciado con Universitas 360.

El entrenador del Barça, que comunicó al equipo cinco minutos antes de la rueda de prensa la decisión, no considera que haya habido un punto de inflexión para tomar la decisión sino que "son situaciones, tensiones, la soledad del entrenador... y esta soledad tiene fecha de caducidad".

Ricard también desveló que su cargo "es muy goloso y hay mucha gente que te pone piedras en el camino. Seguramente si no fuera por la gente que tengo al lado la decisión la hubiera tomado antes", sentenció.

El club no anunciará el próximo entrenador hasta final de temporada y a partir de este momento empezarán a trabajar para buscar la persona ideal para sustituir a Ricard Muñoz en el cargo de primer entrenador.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil