Sport.es Menú

Los 'Red Sticks', a la final del Europeo

Un doblete de Pau Quemada en la primera mitad encarriló la eliminatoria ante Holanda

Los de Fred Soyez esperan ya a su rival que saldrá del choque entre Bélgica y Alemania

Pau Quemada, artífice de dos goles ante Holanda
Pau Quemada, artífice de dos goles ante Holanda | RFEH

Sport.es

La selección española de hockey se impuso con contundencia a Holanda, bicamepona continental, en la semifinales del Europeo de Amberes (3-4). Los de Fred Soyez entraron por la puerta grande en la final donde se medirán al campeón del duelo entre Bélgica y Alemania.

Para este importante partido, los capitanes de la selección española lucieron hoy un cordón dorado a modo de brazalete en beneficio de la ONG  “Unoentrecienmil” en beneficio de la investigación contra la leucemia. Dio suerte ese oro a los españoles que en los primeros compases del partido se adelantaron ya con un gol del veterano Pau Quemada de penalti-córner. Él mismo ampliaría la cuenta en el segundo cuarto trasformando de forma magistral otro penalti-córner.

Con la ventaja en el marcador, los de Soyez se mantuvieron firmes en la segunda mitad del torneo sin ceder ni un milímetro a los neerlandeses. Y es que el asedio defensivo español supo frenar el ataque rival. Así, en el minuto 4 del tercer cuarto, España firmó casi la sentencia definitiva al transformar Pepe Romeu otro penalti-córner de forma magistral. Se repetía el guión de los otros parciales en el que los ‘Red Sticks’ se adelantaron en el primer tramo. Poco después Quico Cortés desbarataba una pena máxima de los holandés para mantener el 0-3 en el luminoso.

En el último cuarto, España se limitó a defender su cuenta y aún tuvo tiempo de frenar hasta tres penalti-córner consecutivos de los holandeses, el último de ellos, con estirada incluida del meta español. Hasta ocho llegó a fallar Holanda mientras que España finalizó con un balance de tres de cuatro.

Xavi Lleonart puso la guinda con un gol tras una impecable acción, al borde de la línea y una finta que engañó a sus rivales y envió la bola al fondo de la red. A siete del final llegó el primer gol para los 'Oranje' desde el stick de Billy Bakker lo que dio alas a su equipo que se acercó con más peligro a la portería de Quico Cortés. Tantas llegadas tuvieron premio y finalmente consiguieron transformar su primer penalti-cónrer del partido al que aún le seguriría otro en el último segundo. Pese a maquillar el resultado, la ventaja de España fue suficiente para llegar al final sin sobresaltos.

Los 'RedSticks' estarán en la final del próximo sábado para la que ya esperan rival: Bégica o Alemania.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil