El Barça confirma su hegemonía

Los azulgranas ganaron su Copa número 23 en una plácida final ante el Liceo

Tras una aburrida primera mitad, en la segunda llegó la goleada

El Barça Lassa regresa al Palau tras ganar la Copa del Rey
El Barça Lassa regresa al Palau tras ganar la Copa del Rey | VALENTÍ ENRICH

El Barça Lassa logró su Copa del Rey número 23 y de paso se metió de lleno en la historia del hockey patines consiguiendo el cuarto título consecutivo de la competición, algo que tan solo había conseguido el Espanyol en los años 50, ganado al Liceo por 1-4 en la final disputada en Reus.

FICHA TÉCNICA

COPA DEL REY

LICEO

1-4

BARÇA LASSA

LICEO, 1

(0+1): Malián, Torres, Di Benedetto, Bridge y Miras. También jugaron Payero (1), Ciocale y Coy.

BARÇA LASSA, 4

(0+4): Egurrola, Gual (1), Alvarez (1), Bargalló (1) y Panadero. También jugaron Joao (1), Pascual, Alabart y Roca

GOLES:

0-1, min. 28: Bargalló. 0-2, min. 34: Gual. 0-3, min. 41: Joao. 0-4, min. 42: Alvarez. 1-4, min. 49: Payero

ARBITROS:

S. Mayor e I. González

INCIDENCIAS:

Final de la 74 Copa del Rey de hockey sobre patines disputada en el Pavelló Olímpic de Reus, ante unos 2.000 espectadores. El presidente de la Federación Española de Patinaje, Carmelo Panigua, y la Secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, entregaron la Copa del Rey al capitán del Barça Lassa, Aitor Egurrola, que se convierte en el jugador con más títulos coperos (11) de la historia, junto a Jordi Trias (Espanyol).

Con el presidente Josep  Maria Bartomeu en la tribuna y los aficionados de la penya Sang Culé animando sin cesar, los de Edu Castro no resolvieron el partido hasta la segunda mitad.

Y hablando de récords, en el Barça está Aitor Egurrola, el  hombre incombustible en la portería azulgrana que tuvo el honor de ser el elegido en la final y que con este nuevo título ya suma  11 Copas e iguala en este episodio a Jordi Trias que logró el mismo número y ostenta el récord  desde la temporada 1962 jugando  con el Espanyol.

Primera parte sin goles

Pero dejemos los números y vayamos al partido. La primera mitad del partido  se saldó sin goles, y el marcador para nada era engañoso. Fueron 25 minutos en los que pese a la intensidad en el juego hubo pocas ocasiones y con dos equipos muy pendientes de defender para evitar lo que podría ser un gol determinante.

Pocos riesgos y defender con intensidad parecían las consignas desde ambos banquillos. Y con este escenario las ocasiones fueron escasas, y en cuanto fueron claras, tanto Malián como Egurrola se encargaron de  que nada cambiara y evitaron que hubiera un poco más de  brillo y emoción al juego.

Solo Carlo di Benedetto por parte del Liceo y Marc Gual del lado del Barça con tiros exteriores lo intentaron los primeros minutos y con la entrada de la segunda unidad del FCBarcelona Ignacio Alabart puso algo más de electricidad en el juego, pero el marcador seguía sin moverse.

En el minuto 19 llegó la ocasión más clara por parte del Barça con un chut de Matías Pascual a bocajarro pero Malián desvarató con un auténtico paradón.

El juego siguió duro, pero poco vistoso hasta que se consumieron los primeros 25 minutos que acabaron con difícil pronóstico ya que cualquiera de los dos equipos parecía en disposición de romper el partido.

Segunda parte de dominio azulgrana

Mucho cambiaron las cosas en la segunda parte. Transcurridos tan solo tres minutos Pau Bargalló dispuso de una buena oportunidad con un tiro exteriro pero tuvo que esperar una jugada más para marcar el 0-1. Todo cambió a  partir de este momento. Juego mucho más abierto y ocasiones más claras en ambos lados.

Marc Gual en el 32  anotaba el 0-2 que, teniendo en cuenta las bajas de los hermanos Josep y Edu Lamas en el Liceo, complicaban mucho las cosas al conjunto coruñés.Copa se vio obligado a pedir tiempo muerto para intentar buscar soluciones.

Pero con el transcurso de los minutos el físico empezó a dejar mella y al tener pocos cambios el Barça empezó a convertirse en el gran dominador.

Sólo un póster de Carlo di Benedetto en el 38' puso en alterta a los azulgranas, pero los azulgranas no estaban por poner en peligro una victoria que tenían encarrilada y Joao Rodrígues tras un penalty protestado por los liceístas por riguroso, y un gol de Pablito Álvarez tras una  gran asistencia de Alabart sentenciaron la final.

Payero a 40 segundos del final marcó el gol del honor, pero la final ya era de color azulgrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil