Figueras-Dotti: "El Andalucía Costa del Sol Open de España ha sido un éxito absoluto"

Para la presidenta del Ladies European Tour, "había que darles más oportunidades de jugar en el LET aunque este año, con el covid-19, ha sido un zasca para todos"

"En la situación que vive el país con el coronavirus, ha sido posible posible organizar este torneo, el único profesional en todo el año, con un gran éxito organizativo", dijo.

Figueras-Dotti cree que la Solheim Cup en 2023 será un bombazo para el golf español
Figueras-Dotti cree que la Solheim Cup en 2023 será un bombazo para el golf español | SPORT

¿Qué representa el golf en tu vida?

Es que es mi vida. Me ha dado todo, mi carrera, mi trabajo, mi familia, un deporte que practicaban mi abuelo y mi madre, cuando era una rareza. He practicado todos los deportes, pero el golf siempre ocupó un lugar especial.

Fuiste la primera jugadora becada a una universidad americana…

Fue a raíz del Campeonato del Mundo en Fidji, en 1978. Paramos en siete sitios, y en Los Ángeles, estaba despidiendo el equipo americano, el ‘coach’ de La Universidad de California del Sur, Louis Vascanchuri. “Sé quién eres y que vengas a California”, me dijo. Estaba en tercero en medicina.

¿Y qué ocurrió?

Jugué en Fidji y al volver a casa, tenía una carta de ofrecimiento, cuatro años con una beca… “Me voy seis meses”, le dije a mis padres y, 24 años y me pasé a profesional. Luego, en 1984 lo tenía claro. 

¿Usted es la Seve Ballesteros del golf femenino, está de acuerdo?

Bueno, es verdad que ser profesional de golf era una rareza entonces. Siento que rompí moldes para un deporte que mucha gente ni conocía…

¿Fue una decisión difícil de irse a Estados Unidos? 

Era difícil, pero tuve la gran suerte de que mi padre me apoyó en todas las decisiones, y le apasionó que me pasara a profesional. 

Apoya dar el salto a USA

¿Apoya que todas las jugadoras marchen a Estados Unidos para acabar de formarse?

Lo apruebo totalmente. Aquí hay una competición muy buena a nivel amateur, pero no tiene nada que ver. Aquí seguimos protegiendo demasiado a los amateurs. Allí, cuando llegué, no tenía ni puta idea de nada. Habían 3.000 jugadoras que te podían ganar. Cuando hay competitividad, mejoras. Esa experiencia, es buenísima, no dudaría nunca. También la logística es importante, eres dios con tu beca.   

¿Tras retirarse, qué?

Siempre he estado ligada al golf femenino. He trabajado con la federación Española, y ahora Llevo una academia de golf, en la Real Sociedad Hípica Club de Campo.  

El Ladies European Tour estaba agonizando y apareció usted….

Siempre he estado disponible para quién me haya pedido ayuda… En algunos de los torneos, a raíz del Estrella Damm Mediterranean Ladies Open, vinieron algunas jugadoras para pedirme que me presentase a miembro del Consejo. Me convencieron. En una votación, me escogieron, como consejera del LET, y cuando entré vi el desastre. Al año siguiente fue elegida presidenta, y empezamos a mover el LET. Fueron muchos meses de trabajo duro, con nuevas contrataciones, como Alexandra Armas. Queríamos dar más oportunidades de jugar a los profesionales.

¿Y en medio de la recuperación del LET, un parón por el covid-19, no?

Ha sido un ‘zasca’ tremendo. Habíamos conseguido 24 torneos, mucho más dinero, pero gracias a dios, los patrocinadores nos siguen apoyando para el año que viene. Se presentará el calendario temporal del año que viene en breve.

Un año para resignarse

¿Para las jugadoras, habrá sido durísimo no tener salida profesional?

Las jugadoras se han tomado el año con mucha resignación, entienden lo que hay y hay que adaptarse a otras cosas… Han aprovechado el año en otra dirección o mejorando su juego.

Azahara y Carlota son sus alumnas aventajadas, ¿pero tienen continuidad asegurada?

Son muy queridas por mi. Les animé a tomar esa decisión de irse a Estados Unidos, incluso. Si al final no te pasas a profesional. Es toda una experiencia. Carlota ya se veía que lo iba a conseguir, y Azahara también ha llegado. Ahora tenemos jugadoras como Fátima Fernández Cano que no han brillado como amateurs, pero se ha sacado la tarjeta, que es dificilísimo.

Guadalmina, un éxito

¿Guadalmina ha acogido el torneo final del LET  ¿lo considera un triunfo?

Desde luego. En la situación que vive el país con el coronavirus, ha posible posible organizar este torneo, el único profesional en todo el año. Con las medidas adoptadas, las instituciones públicas han ayudado, los organizadores, como Deporte&Bussiness, y como LET, con los test, todos hemos remado hacia adelante para que haya sido un éxito absoluto.

¿Qué le diría a quien opine que el golf femenino no  da espectáculo?

Pues ocurre por una falta de cultura golfística. Además, el jugador medio tendría que identificarse con ellas, porque le pegan más como el jugador medio, comparado con los hombres.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil