Sport.es Menú

La visita del Elche, "clave" para confirmar el cambio de dinámica

Pedro Alcalá definió así el duelo, ya que "si ganamos nos metemos en la pelea por los puestos de ascenso"

Asimismo, el zaguero de Mazarrón indicó que "el partido en Santander fue un antes y un después"

Pedro Alcalá es uno de los pesos pesados de la plantilla
Pedro Alcalá es uno de los pesos pesados de la plantilla | AFP

El Girona debe empezar a ir hacia arriba. Al menos, así lo ve uno de los pesos pesados de la plantilla como Alcalá. Después de un inicio de curso algo irregular, con una cara mucho más alegre en Montilivi que lejos de él, el conjunto de Juan Carlos Unzué afrontará este próximo sábado la prueba del algodón. Con el primer triunfo como foráneo ya en el saco, la visita del Elche es fundamental para medir las aspiraciones de un Girona que quiere asaltar la zona de play-off.

Roger Payró

El duelo ante los ilicitanos, fijado para las 12.00h, es “un partido para que la gente venga con los niños y que nos animen para conseguir la victoria. Creo que es un partido clave porque si logramos sacar los tres puntos nos metemos en la pomada, en la pelea por los puestos de ascenso”, declaró el central de Mazarrón. Y la verdad es que un triunfo permitiría al cuadro gerundense enlazar tres consecutivos, algo inédito este curso y a lo que debería acostumbrarse si quiere completar el regreso a Primera esta misma temporada.

Justamente con motivo de su desembarco en la categoría de plata, Quique Cárcel afrontó un verano muy movido con muchos cambios en el vestuario, y esto se ha notado. “Nos ha costado un poco adaptarnos. Al final son muchos jugadores nuevos, un cuerpo técnico nuevo y no es fácil hacerlo todo tan rápido”, indicó Alcalá.

Evolución positiva

Sin embargo, el tiempo de aclimatación ya ha llegado a su fin. “El equipo se está encontrando cada día mejor, estamos empezando a afianzarnos. Hemos encontrado una forma de juego más directa y también sacándola jugando, por lo que puedes alternar las dos situaciones. Nos estamos sintiendo más cómodos así y es el camino a seguir”, valoró.

No cabe duda de que la victoria en El Sardinero ante el Racing ha levantado la moral de un equipo que ya se ve ha liberado de la presión de ganar lejos de Montilivi. “Están saliendo las cosas en casa pero teníamos la espina de  los partidos fuera. El partido de Santander fue un antes y un después, esperemos que sea el principio de muchas victorias fuera de casa”, finalizó Alcalá.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil