Sport.es Menú

Victoria de oficio y picardía para el Girona

Stuani anotó su gol número 20 de esta liga con una preciosa vaselina en la primera mitad.

La cómica expulsión de Cristóbal dejó al Fuenlabrada con uno menos cuando más apretaba

En el momento más oportuno el Girona le dio portazo a las dudas. Sin brillar, pero con el oficio y la picardía que se necesita en Segunda se impuso en Fuenlabrada. Maquilló sus pobres números a domicilios ganando a un rival directo. Lo hizo por la mínima, en un choque eléctrico de inicio que se endureció con el paso de los minutos. Stuani volvió a marcar las diferencias, Riesgo salvó los muebles y Cristóbal protagonizó la jugada absurda de la semana. Su expulsión dejó tocado al conjunto local. 

Carles Rosell

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

FUE

0-1

GIR

Fuenlabrada

Biel Ribas; Glauder, Sotillos (Sekou, 60'), Juanma, David Prieto, Jose Fran, Hugo Fraile (Ciss, 82'), Cristóbal, Clavería, Caye Quintana (Alberto, 77') y Nteka.

Girona

Riesgo; Maffeo, Ignasi Miquel (Alcalá, 53'), Juanpe, Mojica, Granell, Gumbau, Borja García, Aday (Ramalho, 90'), Brandon (Jairo, 75') Thomas y Stuani.

Gol

0-1 M. 17 Stuani.

Árbitro

Díaz de Mera Escuderos (comité de Castilla - La Mancha). T.A.: Jose Fran (68'), Alberto (91') / Brandon (40'), Ignasi Miquel (53'), Mojica (61'). También amonestó al técnico del Girona Pep Lluís Martí. T.R.: Cristóbal (2, 71'). Expulsó al preparador físico local, Miguel Chamorro.

Campo

Fernando Torres. 5.097 espectadores.

Necesitaba un resultado así el Girona, que destiló hambre e intensidad de buen inicio. No se adelantó más pronto porque Biel Ribas escupió un latigazo de Borja. Lo mismo que pasó en área contraria, cuando Riesgo desbarató la buena ocasión de Caye.

Sí que movió el marcador Stuani. Su gol número 20 de esta liga llegó tras una precisa vaselina, que rubricó una genial asistencia de Aday. Tuvo el segundo Brandon pero se le hizo de noche, mientras que el empate no llegó porque Riesgo le volvió a amargar el día a Caye

Bajó de revoluciones tras el descanso el Girona, que vio como se lesionaba Ignasi Miquel. Cuando más sufría, se le abrió el cielo. Cristóbal vio la roja directa por una entrada a Granell. El árbitro corrigió su decisión y lo dejó en una sola amarilla. Cuando el propio Cristóbal regresó al césped, se dirigió de malas maneras a Granell. No lo pasó por alto el colegiado, que le enseñó la segunda amonestación y le mandó, entonces sí, a la caseta.

Con uno menos, los de Martí marearon la perdiz y dejaron pasar el cronómetro para volver a ganar fuera de casa.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil