Valery, el mejor fichaje

Valery fue clave el jueves, provocando el penalti que le acabaría dando tres puntos a su equipo

Ha pasado casi un año de la grave lesión en la rodilla que sufrió en un amistoso en Inglaterra

Se quedó a gusto... La volea perfecta de Valery que silenció al Wanda | LALIGA

Lo que cambian las cosas de un año para el otro. En julio del 2019, Valery vivió la experiencia más dura de su todavía corta carrera como futbolista. Bajo las órdenes de Juan Carlos Unzué y en Inglaterra, durante un breve stage de pretemporada, se lesionó de gravedad en la rodilla en un amistoso en el campo del Derby County. Justo después de debutar en Primera y acumular partidos en la máxima categoría, encaraba el siguiente curso como una gran oportunidad para consolidarse, aunque fuera una categoría por debajo. La lesión truncó todos sus planes. El parón por culpa del coronavirus le ha beneficiado, hasta el punto de convertirse en un comodín perfecto. Para Pep Lluís Martí, primero, y ahora para Francisco Rodríguez. En este tramo final de liga, su aportación ha sido clave. Sobre todo este pasado jueves, cuando su entrada en el césped revolucionó el partido y lo acabó decantando para los intereses de su equipo.

Carles Rosell

El adiós de Marc Gual en el mercado de invierno y la grave lesión de Brandon en marzo dejaba la delantera del Girona algo coja. O al menos eso parecía. Futbolistas ofensivos los hay, y no pocos, en un plantel amplio y con muchos recursos y argumentos. Stuani sigue tirando del carro en una faceta, la goleadora, que funciona bajo mínimos estas últimas semanas. Sin embargo, la aportación de Valery ha sido clave. Siendo de la casa, siente los colores como el que más y se nota cuando le toca jugar. Apenas acumula 161 minutos esta temporada, los que ha sumado tras cinco apariciones. Solamente ha sido titular una vez, en Gijón, y fue relevado en el segundo tiempo. Ahora bien, ha llevado a la perfección su rol de revulsivo. Ya lo hizo la semana pasada ante el Zaragoza, cuando disputó el último cuarto de hora. Pero más incidencia tuvo el jueves frente al Almería.

El recambio de Aday, y con poco menos de media hora por delante, brilló. Aportó en ataque y provocó el penalti que decantaría la balanza, tras sufrir una agresión de David Costas dentro del área. Su presencia en el verde acabaría siendo clave para que el Girona se llevara el partido. Con el 1-0, las opciones de play-off se disparan y son casi definitivas. Más difícil será atrapar el segundo puesto, ahora en manos del Huesca. Pero todavía no hay nada decidido. Para seguir soñando habrá que ganar en Lugo, una plaza que el conjunto catalán tiene dominada.

Son cinco veces las que el Girona ha visitado el Anxo Carro. Ha ganado cuatro veces, siempre repitiendo resultado (1-2) y tan solo ha cedido dos puntos, cuando empató en abril del 2016 (1-1). La temporada del ascenso, el equipo visitó ese mismo escenario también en el tramo final del curso y consiguió tres puntos muy importantes que le acercaron, y mucho, a su objetivo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil