Girona: El primer mercado entre los más grandes

Girona: El primer mercado entre los más grandes

Quique Cárcel, director deportivo del Girona
 Quique Cárcel, director deportivo del Girona | sport

Si en 2017 se buscaba más experiencia, la apuesta del presente es mezclar currículum, minutos y veteranía con juventud y talento.

Con la persiana del mercado de fichajes bajada, el director deportivo Quique Cárcel compareció hace unos días para realizar la habitual valoración del tramo final del verano. Entre otras cosas, reconoció que esta vez, la segunda que el Girona logra subir a Primera, a la hora de confeccionar la plantilla se había cambiado de guión. Si en 2017 se buscaba más experiencia, la apuesta del presente es mezclar currículum, minutos y veteranía con juventud y talento.

Se ha intentado aprender de los errores y también de lo que se ha hecho bien. ¿Pero cómo fue la cosa hace cinco años? Hasta el 31 de agosto se cerraron 12 incorporaciones. Tres de esos jugadores forman parte de la actual plantilla. Los otros nueve llevan tiempo mirando hacia otro lado.

Gorka Iraizoz fue el primero en llegar. Tenía 36 años y estuvo dos cursos, aunque nunca se ganó la titularidad. Disputó 23 partidos y fue su último baile. Ya está retirado. Marc Muniesa, con pasado en el Barça y experiencia en la Premier, rindió de forma irregular y las lesiones marcaron su trayectoria. 38 encuentros en dos temporadas. Ahora milita en el Al Arabi de Catar.

Una segunda etapa vivió David Timor tras la de la 13/14. Firmó por tres años y estuvo uno. 21 partidos. Pasó por Las Palmas y Getafe y ahora está en Segunda con el Huesca. Michael Olunga, por su parte, fue una de las muchas apuestas exóticas de ese verano. Pasó a la historia por su hat-trick a la UD Las Palmas. 16 encuentros. Se fue a Japón y ahora está en el Al Duhail de Catar. Distinto es el caso de Douglas Luiz, que ha ido en línea ascendente. En Montilivi llegó con 19 años y demasiado tierno. Apareció en 29 duelos. Ahora se ha consolidado en la Premier con el Aston Villa y es internacional absoluto con Brasil.

Olarenwaju Kayode fue otra apuesta que no salió bien. Jugó 14 encuentros y terminó en el Shakhtar. Mismos partidos jugó Carles Planas, pero en dos campañas. De Montilivi se fue al AEK Larnaca y los últimos dos años no ha competido. Marlos Moreno funcionó menos. Solo 4 participaciones y en invierno se fue al Flamengo. Ha pasado por Bélgica, Portugal y México y ahora está en el Troyes. Sin embargo, al que peor le fueron las cosas fue Farid Boulaya, que ni debutó en liga. Solo un partido en Copa. Ha estado en el Metz y ahora juega en Catar.

Stuani, Bernardo y Aleix están actualmente en el Girona. Poco que decir del uruguayo, una máquina de hacer goles. Bernardo, tras una pausa en el Espanyol, es un habitual en defensa. Aleix estuvo dos años cedido por el City y tras salir volvió hace un año.