El premio fue para el Elche

Un tanto en el descuento de Pere Milla acaba con el Girona, dominador hasta que el VAR entró en escena

La roja a Cristhian Stuani en la segunda parte dinamitó las opciones de ascenso del conjunto de Francisco

Carles Rosell

El Girona despertó del sueño de la manera más cruel ante un Elche que se llevó el premio gordo. Subió el equipo de Pacheta, desaparecido en combate durante una hora, pero que renació cuando el VAR apareció a escena para enseñar una más que dudosa tarjeta roja a Cristhian Stuani. Sin su referencia, el equipo catalán se ahogó y acabó recibiendo el castigo en el momento más doloroso. Pere Milla, en el descuento y con un remate de cabeza en el segundo palo, rompió la férrea defensa de los de casa, que habían aguantado esperando una prórroga que jamás llegaría.

FICHA TÉCNICA

Liga Smartbank

GIR

0-1

ELC

Girona

Riesgo, Maffeo (Alcalá, 90+10'), Juanpe, Ignasi Miquel, Mojica; Aday, Borja García, Granell, Diamanka (Izquierdo, 99'); Samu Saiz (Gallar, 98') y Stuani

Elche

Édgar Badía, Verdú (Fidel Chaves, 74'), Dani Calvo, Josema; Óscar, Folch (Escriche, 74'), Iván (Mfulu, 92'), Cruz; Nino, Jonathas (Pere Milla, 52') y Josan (Víctor Rodríguez, 46')

Goles

0-1 M 90+6Pere Milla.

Árbitro

López Toca (cántabro). TA: Granell (84')/Jonathas (22'), Iván (40'), Víctor (83'), Pere Milla (84'). TR: Stuani (60')

Estadio

Montilivi. Puerta cerrada.

Alto voltaje y sin concesiones desde el pitido inicial, con un Girona dispuesto a sorprender, agresivo en la presión e incisivo en ataque. Superó de buen comienzo la baja de última hora de Gumbau, lesionado en el calentamiento. Su puesto lo ocupaba Diamanka, decidido a no arriesgar y seguro en el corte. Le esperaba el Elche, de nuevo con tres centrales y dispuesto a sorprender al contragolpe y fiar sus opciones de ataque al olfato de Nino Jonathas. Ni se acercó al arco de Riesgo en todo el primer tiempo, dominado de cabo a rabo por el conjunto local, al que le faltó presencia en ataque, pero que gozó de una muy buena ocasión para desequilibrar el marcador.

Picó piedra hasta que Samu Sáiz vio la luz con un pase interior para Stuani. De primeras, el uruguayo remató a colocar y el balón se perdió por encima del larguero. Todo lo demás que fabricó el cuadro de Francisco en ataque fue con balones en el área que no encontraron rematador, o con disparos lejanos. Tanto Granell como Aday lo intentaron desde la distancia, pero tampoco hubo suerte. Los de Pacheta, algo atenazados y sin ser capaces de imponer su ritmo, no lanzaron su primer saque de esquina hasta el minuto 41. Y vieron como Jonathas hacía de las suyas. Vio una clara amarilla por una fea entrada sobre Mojica y acto seguida sacó a pasear el codo ante Granell. Se salvó de la expulsión y se llevó la reprimenda del banquillo.

No pintaba mal para los de casa. Prometía también el inicio del segundo acto, con un testarazo de Juanpe a las manos de Badía. Hasta que apareció el VAR. O Stuani. O el criterio de López Toca. El colegiado mostró amarilla al delantero del Girona por un pisotón a un rival. Le llamaron a filas y consultó el video. Cambió de criterio y condicionó la final, expulsando al 7. Con diez, los de casa perdieron a su referencia y el norte. Lo aprovechó Francisco para sacar toda la artillería. Apretó los dientes la defensa, sacó el orgullo y aguantó todo lo que pudo. Hasta que Pere Milla, en el descuento, conectó un testarazo letal que acabó con el sueño del Girona y llevó al Elche a Primera.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil