Martí da con la tecla en un Girona al alza

Saber luchar, saber sufrir, saber ganar. Los cimientos de la era Martí son sólidos y el Girona tiene otra cara

Jairo brilla con luz propia por la izquierda desde la llegada del técnico balear

El Girona llega a la disputa luego de cinco partidos consecutivos sin perder
El Girona llega a la disputa luego de cinco partidos consecutivos sin perder | SPORT

Pues parece que esta vez sí. El inicio titubeante e impropio del máximo candidato al ascenso a Primera solo es un lastre que se está dejando atrás a pasos de gigante. A falta de conocer lo que hagan sus rivales este domingo, el Girona está cogiendo velocidad de crucero desde que Pep Lluís Martí dijo sí a un reto de Primera.

Sergi Montes

El dos de dos le ha hecho recobrar la fe a la parroquia de Montilivi. Encadenando tres partidos consecutivos sin perder por primera vez, los rojiblancos pisan suelo firme, el del playoff, a pesar del mal arranque de campeonato. La resaca de la victoria ante el Tenerife es dulce, máxime con la imagen ofrecida: actitud, ambición e intensidad a pesar de la falta de confianza, el sufrimiento innecesario del segundo acto, algunas empanadas sempiternas este curso y una cierta desconexión en el tramo final ante un Tenerife que demostró que en perro flaco todo son pulgas.

El ‘Tete’, que solo ha vencido una sola vez en Montilivi, allá por 2009, encadenó su séptima visita seguida a la ribera del Onyar sin meter mano a los gerundenses. Un choque en el que brilló el tinerfeño y ex blanquiazul Jairo Izquierdo. Escorado a la izquierda, donde se siente más cómodo, el chicharrero está dando muestras de la calidad por la que se le fichó. Así, el único borrón del sufrido triunfo fue la quinta amarilla que vio Gerard Gumbau. El centrocampista catalán se perderá el choque ante la Ponferradina al cumplir ciclo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil