Sport.es
Sport.es Menú

Machín: "Tengo sensaciones contradictorias"

El técnico del Girona se mostró orgulloso por los tres goles a balón parado, pero lamentó los seis encajados

Considera que esta vez el Madrid sí los ha tenido en consideración, lo que no ocurrió en el choque de Montilivi

Machín, contento por cómo jugó el equipo en ataque. No tanto por los goles encajados | casadelfutbol

El entrenador del Girona, Pablo Machín, reconoció que el 6-3 encajado en el Santiago Bernabéu le dejó "sensaciones contradictorias", y es que, a su juicio, "por un lado es meritorio y superdifícil hacer tres goles en el Bernabeu, pero me voy bastante dolido por los seis goles encajados. Intuyo que no hemos hecho bien el fuera de juego y que te hagan seis goles siempre es duro", reconoció.

No obstante, cree que la afición puede estar "orgullosa" de su equipo y como entrenador, le satisface especialmente marcar todos los goles de estrategia. "Como entrenador, me voy enormemente orgulloso y satisfecho de que los goles los hayamos hecho a balón parado. Somos el equipo más efectivo en esta faceta con diferencia y tenemos un valor añadido. Pero me hubiera gustado más no haber marcado ningún gol a balón parado y quedar 3-3, por ejemplo", admitió, resignado.

Cuando al entrenador soriano le preguntaron sobre el desarrollo del partido y la vorágine que tomó, Machín apeló "al ADN del Girona. No tengo la varita mágica para cambiar las cosas y de todas maneras nos tenemos que sentir orgullosos de que el equipo haya acabado en el área rival. En el cómpiuto general hay aspectos más positivos que negativos", dijo un Machín satisfecho de un equipo que "por momentos, fue muy descarado".

EL MADRID LES TIENE EN CUENTA

Sobre el once que presentó el Real Madrid, Machín analizó que "es el equipo que jugó la Champions y será el mejor once que el entrenador puede sacar con el cambio de Casemiro por Kovacic, que son bastante similares. Ojalá que Zidane haya puesto esa alineación pensando en el esquema del Girona, pues eso ya seria un halago", comentó un Machín que, eso sí, admitió que opciones de ganar no tuvo muchas su equipo, pero sí de empatar, pues así se fueron al descanso y porque "hubo fases del partido de cierto run run en la grada, o eso me pareció".

Pero el Madrid esta vez no se dejó sorprender, lo contrario de lo que sucedió en Montilivi. A juicio de Pablo Machín, "las diferencias entre un partido y otro fue que cuando el Madrid llegó a Montilivi, ellos no estaban en su mejor momento y quiero o puedo imaginar que no nos tendrían en consideración, por no decirle respeto, que nos han tenido hoy".

Y para terminar, un aviso claro. Van a por Europa: "Por ser un equipo recién ascendido, estamos en posiciones que muchos envidian. No nos vamos a dejar llevar y nos lo vamos a trabajar para llegar a Europa".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil