Jugar el play-off a cambio de tres puntos más

El Girona afronta el partido de este viernes en Montilivi contra el Cádiz como "una final", como advierte el central Ignasi Miquel

El vestuario rojiblanco, "fastidiado" por el golpe del domingo en Lugo, atará la promoción si gana un partido más

Ignasi Miquel, durante un entrenamiento
Ignasi Miquel, durante un entrenamiento | @GironaFC

Si el Girona quiere subir a la Primera División esta misma temporada lo tiene muy claro: tendrá que pagar el peaje de la promoción. La segunda plaza queda lejos y el tiempo casi se ha agotado. El varapalo que supuso el empate del domingo en el Anxo Carro le ha dejado apenas sin opciones para alcanzar el ascenso directo, pero más que vivo en la lucha por entrar en el play-off.

Carles Rosell

Lo logrará, de manera matemática, si gana uno de los dos partidos que le quedan. El vestuario lo tiene más que claro y quiere acabar la faena lo antes posible. Se toma el duelo de este viernes contra el Cádiz como “una final”, como admite el central Ignasi Miquel en unas declaraciones facilitadas por el club.

Con tres puntos de margen respecto el séptimo clasificado, una victoria será decisiva. Una más. “El viernes nos espera una final que nos puede asegurar una plaza de promoción. Será muy complicado aunque el Cádiz ya ha subido”, advierte el defensa, que justificaba sus palabras: “Por más que la gente se crea que vendrán relajados porque han logrado el objetivo, lo que realmente sucede es que jugarán sin ningún tipo de presión. Somos nosotros quienes necesitamos los puntos y queremos demostrarlo desde el primer minuto. Pero son un buen equipo, de los mejores contra los que hemos jugado esta temporada”.

Cree Ignasi Miquel que el Girona debe calcar las actuaciones contra Zaragoza y Almería, ya con Francisco en el banquillo y ambas con el mismo resultado final (1-0). “Esos días controlamos muy bien los partidos”, recordaba. No pasó lo mismo en Lugo. “No supimos cómo jugar la última opción. Fue un balón largo en el que no pudimos controlar la segunda jugada. Ellos marcan un gran gol, pero eso no es excusa, hay que mejorar este tipo de aspectos”.

El 2-2 final dejó “fastidiado” al equipo. Un Girona, eso sí, que “seguimos sin perder” desde la llegada del nuevo entrenador y con las opciones de ascenso intactas. “Estamos bien, con muchas ganas de seguir sumando”, añade.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil