El Girona quiere repetir con Baena y Lozano

El Girona quiere repetir con Baena y Lozano

Pol Lozano, durante un partido
Pol Lozano, durante un partido | @GironaFC

El rendimiento de uno y otro gusta, y mucho, a Míchel y a la dirección deportiva, pero hace falta negociar con Villarreal y Espanyol y no será fácil

Iván Martín llegó en préstamo en enero y tenía una cláusula que si jugaba determinados minutos y se ascendía, se renovaba su cesión

Cerrada la temporada, se abre la puerta de salida. Lo habitual cada verano. Sobre todo para los cedidos. La mayoría, si te he visto no me acuerdo. Aunque otros repiten experiencia. Dos nombres propios resuenan en Girona. Los de Álex Baena y Pol Lozano. El club quiere contar de nuevo con ellos dos este próximo curso.

Subir a Primera es un punto a favor. Lozano ha participado en 35 partidos, 29 de ellos siendo titular. Ha acumulado 2.492 minutos, ha visto 9 cartulinas amarillas y ha marcado un gol. Su inercia ha ido hacia arriba y ha terminado la temporada a un nivel excepcional. Es un jugador que gusta a Míchel y a la dirección deportiva. Lozano saca buenas conclusiones de este año, aunque su deseo es el de consolidarse en el Espanyol. Hace falta ver qué dicen todas las partes implicadas. De momento, hoy habló de ello Domingo Catoira, director deportivo en Cornellá. Se alegró de su temporada y dijo que, como pasa con los otros cedidos, se está estudiando su situación.

Baena también quiere triunfar en el Villarreal. La competencia es feroz, pero su buen papel en Montilivi (45 partidos, 3.281 minutos, 6 asistencias y 5 goles) le ha puesto en el escaparate. Para que le llegue una oportunidad bajo las órdenes de Unai Emery o para que otros clubs llamen a su puerta. Su caso es algo más complejo que el de Pol Lozano, pero ni mucho menos está descartado que el andaluz repita aventura en Girona.

Otro de los que han llegado cedidos es Iván Martín. Llegó en enero y su participación ha sido intermitente. Por contrato, siempre y cuando no se acabe rompiendo a última hora, si se subía a Primera se acordaba un nuevo préstamo por lo que el próximo curso también formará parte de la plantilla.

Tres semanas para desconectar

Oficialmente la plantilla del Girona ha dado el pistoletazo de salida a las vacaciones. Desconexión más que merecida después de subir a Primera, y también más breve que el resto de los equipos, como ya viene siendo habitual en los últimos años. Todavía no se ha fijado el calendario de la próxima pretemporada, ni tampoco han salido a la luz la identidad de los rivales, pero desde Montilivi ya se tiene asumido que se volverá al trabajo entre el 11 y el 14 del próximo mes de julio. Serán, por lo tanto, unas tres semanas para descansar y cargar pilas. Para ponerse de nuevo con las habituales revisiones médicas, primero, y después con los entrenamientos. La Liga empezará el fin de semana del 13 y 14 de agosto, con lo que Míchel dispondrá de un mes de trabajo.

Temas