Girona: Mejora con un ligero 'dejà vu'

Francisco Rodríguez alcanza el porcentaje de victorias de Machín

Pero mantiene unos números muy parecidos a los de Pep Lluís Martí

Francisco, técnico del Girona
Francisco, técnico del Girona | EFE

Carles Rosell

Montilivi transformó una paciencia que parecía infinita y que mantuvo en el cargo a Eusebio pese a la clara deriva por un cambio por sistema en el banquillo. Al técnico de La Seca nadie le echó cuando el descenso era inevitable. Al año siguiente, las destituciones y sus posteriores relevos han servido para mejorar los números del último año en la máxima categoría, pero en Segunda, en cambio, el rendimiento se ha estancado. El balance es más positivo que negativo, aunque las sensaciones y los resultados son un dejà vu constante. Lo que se vivía con Pep Lluís Martí se está repitiendo con Francisco Rodríguez.

 

Nueve meses después de su llegada, el andaluz alcanza los 41 partidos oficiales con el Girona, contando Liga y Copa. Desde entonces cuenta con más victorias (18) que derrotas (12). Números que completan 11 empates. Como punto favorable, Francisco alcanza el porcentaje de victorias de uno de los nombres propios del club de la última década, Pablo Machín. Cada uno de ellos han ganado el 44 por ciento de los partidos que han dirigido al equipo catalán. El soriano, eso sí, estuvo mucho más tiempo y vivió diferentes etapas y contextos. Fueron 189 partidos con 83 triunfos, 50 empates y 56 tropiezos.  

No son del todo negativos los números con Francisco al mando, aunque se parecen, y mucho, a los de Pep Lluís Martí. El balear estuvo menos tiempo en el cargo y dirigió 26 partidos. La media, eso sí, es casi calcada. El Girona, con Martí, ganó el 42 por ciento de los partidos. Incluso llegó a perder menos. Con el andaluz, el porcentaje es del 29 por ciento y con el de Palma, del 27. Los empates también se parecen: 27 (actual) y 31 (con Martí).

APENAS DOS PENALTIS A FAVOR

El Girona ha visto como apenas le han señalado dos penaltis a favor después de 27 jornadas. El de domingo ante el Fuenlabrada, con gol incluido de Cristhian Stuani, fue el segundo después del que transformó Samu Sáiz a Cornellà-El Prat contra el Espanyol el pasado mes de diciembre. Difiere de la situación de la última temporada. Ese curso lo terminó el equipo con 12 penas máximas favorables. Stuani las lanzó todas con un acierto casi total: sólo falló ante el Alcorcón. El Málaga es el único equipo de Segunda sin penaltis lanzados. Muy diferente a los 9 que ha chutado el Almería.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil