El Girona comienza con mal pie

Floja puesta en escena del equipo de Francisco, que se hundió en el Molinón

La roja de Franquesa al borde del descanso fue definitiva para los gerundenses

Carles Rosell

FICHA TÉCNICA

Liga SmartBank

SPO

2-0

GIR

Real Sporting

Mariño, Bogdan, Babin, Borja López, Pablo García, Javi Fuego, Pedro (Gragera 83'), Gaspar, Aitor (Cumic 75'), Manu García (Pablo 93') y Djuka (Álvaro Vázquez 75')

Girona

Muric, Calavera, Bernardo, Juanpe, Franquesa, Gumbau (Granell 63'), Monchu (Zeballos 79¿), Valery (Ibra Kebe 63'), Samu Sáiz, Jairo (Pau Víctor 79') y Pablo Moreno (Ramalho 45')

Goles

1-0 M. 49: Djuka; 2-0 M. 59: Djuka

Árbitro

Alejandro Muñiz Ruiz (gallego). T.A.: Borja López (11'), Djuka (37'), Juanpe (42'), Ibra Kebe (84') T.R: Gaspar (14'), Franquesa (45')

Estadio

El Molinón. Puerta cerrada.

El Girona tendrá que picar mucha piedra si quiere aspirar a luchar por estar arriba esta temporada. Faena tiene, y no poca, para mejorar su versión actual. La de un equipo desdibujado, con destellos de calidad, pero falto de piezas e ideas.

Arrancó hoy con mal pie la temporada. Pasó del todo al nada, de dominar a placer a caer sin apenas argumentos para que ocurriera justo lo contrario. Mandó sin discusión un primer tiempo marcado por la temprana expulsión de Gaspar. Con uno más, el conjunto catalán impuso el ritmo y tuvo las ocasiones. Entre Gumbau Monchu obligaron a Mariño a mantener con vida a su equipo. Hasta que Franquesa, al filo del descanso, se sacó de la manga una entrada de lo más innecesaria. El VAR intervino para cambiar su veredicto inicial. Roja para el lateral y vuelta a empezar.

Otra historia fue el segundo acto. El Sporting no necesitó tener el balón, se limitó a poner una marcha más, a aprovechar la lentitud de los centrales rivales, y así llevó el partido a su terreno. Djuka firmó un doblete en diez minutos. Golazo tras un regalo de Bernardo y otro tanto al superar por velocidad al defensa cafetero. No hubo manera de equilibrar la balanza. Se estrenaron los jóvenes Ibra Kebe y Pau Víctor, demostrando la poca profundidad de banquillo de un Girona en plena reconstrucción. El último mandó un testarazo al palo, en la ocasión más clara para los visitantes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil