Sport.es Menú

El Girona amarra un empate muy sufrido en Huesca

Los de Eusebio, que van de más a menos, salvan un punto en un partido en el que el VAR vuelve a ser determinante

Stuani y Melero son los goleadores, ambos desde el punto de penalti

El Girona se lleva un punto con sabor a victoria | LALIGA

Un punto y gracias, el que ha salvado este mediodía el Girona, que ha ido de más a menos en Huesca. Stuani ha avanzado a los suyos desde el punto de penalti en una acción en que el VAR ha sido determinante. El cambio de dibujo tras el descanso y el empuje de los locales ha dibujado un segundo tiempo muy diferente. Melero ha empatado desde los once metros, en una jugada calcada a la del 0-1. Ya en el tramo final, con el partido completamente roto, la suerte se ha alineado y la presencia de Bounou ha sido determinante para que los rojiblancos salvaran un empate. Suficiente para seguir volver a sumar. 

Carles Rosell

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

HUE

1-1

GIR

Huesca

Jovanovic, Miramón (Ferreiro, 54'), Semedo, Pulido, Akapo (Etxeita, 21'), Musto (Moi Gómez, 58'), Aguilera, Àlex Gallar, Melero, Chimy Ávila y 'Cucho' Hernández.

Girona

Bounou, Aday, Bernardo, Juanpe, Muniesa, Pere Pons ('Choco' Lozano, 76'), Douglas Luiz, Aleix Garcia (Granell, 63'), Portu, Borja García (Alcalá, 46') y Stuani.

Goles

0-1 M. 36 Stuani (pen.). 1-1 M. 71 Melero (pen.).

Árbitro

Cordero Vega (cántabro). T.A.: Ávila (27'), Aguilera (34'), Musto (44'), Ferreiro (87') / Stuani (38') y Bernardo (69').

Incidencias

El Alcoraz. 6.500 espectadores.

Eusebio lo había avisado durante la previa. Y venía advirtiéndolo durante algunos días. Quería que su equipo se hiciera con el balón, que tocara más. Y tras el esfuerzo del Camp Nou y del pasado jueves contra el Betis, la mejor receta para afrontar la visita al campo del colista era el de cambiar algunas cosas. Piezas, sí, pero también el dibujo. Así lo ha hecho este mediodía, dando descanso a hombres como Pedro Porro, Alcalá y Granell, para recuperar el esquema con cuatro defensas y reforzar así el centro del campo.

La propuesta le ha salido bien. Al menos, su equipo ha tenido el balón y lo ha movido con cierto criterio. La verdad también es que, al menos durante media hora, muy poco ha ofrecido en ataque. Poquísimo. Un par de disparos lejanos de Douglas y Portu, sin ninguna dificultad para Jovanovic. Tampoco es que los locales apretaran. Se han dedicado a defender y a salir rápidos a la contra. La lesión de Akapo -ha dejado su sitio en el campo a Etxeita- y las internadas de Ávila ha sido lo más interesante que han ofrecido los de Leo Franco. 

Actuación del VAR

El tedio lo ha sepultado la acción del penalti. Stuani ha caído y, pese a que el árbitro primero ha señalado falta, la revisión del VAR ha decretado como pena máxima la jugada de Aguilera con el uruguayo. El propio Stuani ha tomado la responsabilidad y, sin ponerse para nada nervioso, ha batido Jovanovic con un disparo suave y centrado. El gol ha activado al Huesca, que ha puesto una marcha más. A punto ha estado de llegar el empate, pero Bounou ha puesto una gran mano en un chut a bocajarro de Ávila.

Viendo que el resultado acompañaba y que el Huesca apretaba, Eusebio ha decidido hacer retoques durante el descanso. Ha sentado a Borja, uno de los mejores con el balón en los pies, y ha dado entrada a Alcalá para pasar a jugar con tres defensas. El empuje local y el cambio de dibujo ha obligado al Girona ha perder fuelle, a retrasar metros y a dejarse dominar por un rival que ha ido creciendo a medida que avanzaba el cronómetro.

El 'Cucho' ha avisado con un remate acrobático, antes de que se repitiera la historia del primer tiempo. Esta vez, con los papeles cambiados. Cordero Vega ha señalado una falta de Bernardo muy cercana al área. Pero ha sido el VAR el que le ha vuelto a rectificar. Penalti que Melero no ha desaprovechado para hacer el 1-1.

Con el paso de los minutos, el partido se ha roto. El esfuerzo físico del jueves le ha empezado a pasar factura a un Girona que se ha visto superado por un Huesca que ha rozado el segundo en un cañonazo de Ávila que ha impactado en el lateral de la red. Sin ideas, impreciso, cansado y desubicado, el conjunto de Eusebio se han entregado a su suerte. Algo apresurados, los de casa lo han probado desde la distancia, pero siempre se han encontrado con un Bounou muy seguro. Suficiente para amarrar un empate y seguir sumando.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil