El Girona hace una obra de arte en Montilivi

El cuadro de Francisco supera al Almería con un inicio demoledor y un tercer gol en el momento oportuno para encarrilar el acceso a la final del play-off

Los goles madrugadores de Bárcenas y Couto, en cinco minutos, tuvieron como acompañante perfecto de viaje el tercero, de Sylla tras el descanso

Carles Rosell

Si las dinámicas son las que mandan, la del Girona es tan buena que aparte de llevarlo a encadenar siete victorias consecutivas en la Liga, le ha convertido en el claro ganador del partido que le enfrentó al Almería en Montilivi. En el primero de los dos partidos de la semifinal del play-off rumbo a la Primera División, los de Francisco bordearon la perfección barriendo a un rival que, a pesar de generar sensación de peligro en algunos tramos del partido, no disparó entre palos. Los goles madrugadores de Bárcenas y Couto tuvieron como acompañante perfecto de viaje el tercero, ya en el segundo acto y obra de Mamadou Sylla. Un 3-0 incontestable que deja la eliminatoria bien encarrilada, aunque todavía debe jugar la vuelta, este sábado en el Juegos Mediterráneos.

FICHA TÉCNICA

Play-of Liga Santander

GIR

3-0

ALM

Girona

Juan Carlos, Couto, Santi Bueno, Juanpe, Arnau Martínez, Franquesa (Aday, 79'), Cristóforo (Terrats, 79'), Gumbau (Ibrahima Kébé, 63'), Monchu, Bárcenas (Bustos, 79) y Sylla (Pablo Moreno, 87').

Almería

Makaridze, Balliu, Maras (Samú Costa, 46'), Chumi, Akieme, De la Hoz, Morlanes, Ramazani (Juan Villar, 73'), Carvalho (Aketxe, 46'), Lazo (Corpas, 64') y Sadiq.

Goles

1-0 M. 3 Bárcenas. 2-0 M. 5 Couto. 3-0 M. 65 Sylla.

Árbitro

Muñiz Ruiz (gallego): T.A.: Juanpe (52'), Franquesa (54') / Balliu (27'), Ramazani (30') y Makaridze (85').

Incidencias

Montilivi. 1.500 espectadores.

El inicio ha sido tan sorprendente como estimulante. En un abrir y cerrar de ojos, el marcador se puso más que favorable. La culpa la tuvo un arranque a mil revoluciones del Girona, que hizo enloquecer Montilivi con dos goles consecutivos en sólo cinco minutos. Varapalo fuerte por el Almería, que no sabía de donde le caía. La presión fue angustiosa. El ritmo, frenético. Ingredientes que explican 2-0 en un santiamén.

El primero, cocido a balón parado, una de las armas del equipo tras pasarse jornadas y jornadas sin obtener ningún beneficio de este tipo de jugadas. Gumbau, excelso, puso el balón en el corazón de la grande y allí apareció un ejecutor inesperado. Bárcenas se vistió de Stuani, fuera de la convocatoria por una lesión que todavía no es historia. Cabezazo del panameño, Makaridze que lo intenta salvar pero no lo consigue.

Sin tiempo para que Montilivi lo pudiera celebrar del todo y para que el Almería digiriera lo que le estaba pasando, el segundo subió al marcador. Acción rápida por la banda derecha, una autopista a los primeros compases y allí puso la punta de velocidad Sylla. Suya fue la centrada un poco más adelante del punto de penalti y Couto que la cazó para marcar de nuevo. En cinco minutos, el partido hacía bajada.

Le costó muchísimo reaccionar al Almería, y el partido fue bajando de revoluciones hasta el descanso. El Girona encontró el 3-0 en el segundo tiempo, cuando mejor estaba el rival: pase largo que ha prolongado Bárcenas con la cabeza hacia Sylla. El vallesano, por piernas, dejó atrás sus marcadores y pisó área, buscando el momento preciso para ejecutar. Makaridze tocó el balón, pero su disparo se coló en la portería.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil