Stuani es el que nunca cambia en Girona

El uruguayo, pletórico, decide desde el punto de penalti para que el Girona derrote al Zaragoza en el debut de Francisco Rodríguez en el banquillo

El Girona se asienta en la zona de playoff de ascenso con 55 puntos

Ya pueden desfilar entrenadores, probar este dibujo o el otro, tocar una o muchas teclas. Por más fórmulas que se prueben en Montilivi, lo que jamás cambia es el olfato de Cristhian Stuani. Un auténtico depredador, el gran héroe en el debut de Francisco Rodríguez en el banquillo, que se saldó con un valioso triunfo contra el Zaragoza.

Carles Rosell

FICHA TÉCNICA

LaLiga SmartBank

GIR

1-0

ZAR

Girona

Riesgo, Maffeo, Juanpe, Ignasi Miquel, Mojica, Gumbau, Granell, Aday (Gallar 86'), Borja García, Samu Sáiz (Valery 78') y Stuani.

Zaragoza

Cristian Álvarez, Vigaray (Delmás 74'), Atienza, Clemente, Nieto, Dani Torres, James (Soro 69'), Raúl Guti, Burgui (Linares 74'), Puado (Blanco 74') y Luis Suárez.

Gol

1-0 M.57 Stuani (pen.).

Árbitro

Milla Alvendiz (andaluz). TA: Aday (5'), Ignasi Miquel (7'), Dani Torres (37'), Gumbau (79'), Luis Suárez (94').

Incidencias

Montilivi. A puerta cerrada.

Un 1-0 justo por lo que se vio en el césped, aliñado con la velocidad e intensidad del equipo, y que llevó el sello del incansable Stuani, que definió desde el punto de penalti.

Tras un primer acto de poder a poder, con pocas llegadas en ambas áreas, pero un juego eléctrico y sin pausa, el charrúa apreció en la segunda parte para dictar su ley. El 7 lo hizo todo. Beneficiado por el juego de su equipo, mucho más entonado que en otras ocasiones, apareció y no pocas veces en el área rival.

Tras un testarazo que no encontró puerta por muy poco, fue objeto de penalti. Lo cometió Clemente, demasiado inocente. Stuani no falló, engañando a Cristian Álvarez. Se desató el Girona, que pudo firmar el segundo con un cabezazo del uruguayo que no encontró los tres palos por muy poco. El VAR decidió que las manos de Puado en el área no eran merecedoras de pena máxima.

Al Zaragoza le entraron las prisas, las mismas que no tuvo Francisco para mover el banquillo. Solo tres cambios y todos tardíos. Achicó todos los balones el Girona, que defendió el resultado con uñas y dientes ante un rival que apretó pero que no encontró portería. Un 1-0 para reactivar la esperanza en Montilivi.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil