Francisco: "Llego al Girona con una ambición terrible para ascender a Primera"

Francisco es presentado como nuevo entrenador del Girona

Francisco contó con el respaldó del presidente Delfí Geli y el director deportivo Quique Cárcel

Francisco cumple su primer mes al mando del Girona
Francisco cumple su primer mes al mando del Girona | Girona

Francisco Rodríguez aseguró este jueves, en su presentación como nuevo entrenador del Girona, que ha llegado a Montilivi "con una ilusión y una ambición terribles para conseguir el objetivo que el club se marcó el primer día de esta temporada: ascender a Primera División".

EFE

Francisco remarcó que el equipo está "a tiempo" de conseguir "las cinco o seis victorias" que le podrían dar el ascenso directo, pero también que "hay que ser realistas", pues el conjunto rojiblanco está a nueve puntos de la segunda plaza a falta de dieciocho por disputarse.

"Lo importante es conseguir victorias, empezando por mañana. E ir partido a partido a partido", resumió el almeriense, que afronta el encuentro de este viernes contra el Zaragoza "con la ambición de demostrar" que quieren "conseguir el precioso objetivo".

En este sentido, el relevo de Josep Lluís Martí en el banquillo del conjunto gerundense insistió en recordar que sus hombres están "en una situación bastante buena para lograrlo", pues considera que dispone "de una plantilla fantástica".

"Mi objetivo es sacar el máximo rendimiento posible a todos y cada uno de los jugadores", explicó Francisco antes de reconocer que el martes, en su primer entrenamiento con el Girona, se encontró "con una plantilla decaída que se sentía culpable y responsable del adiós de Martí, una persona excelente y un gran entrenador".

"Pero ayer les vi con los ojos bien abiertos. Vi un equipo que quiere. Que va a ser muy competitivo y que sabe cuál es su objetivo", precisó.

Francisco, además, desveló que el Girona ya se había puesto en contacto con él el verano pasado, pero que no se sentía "lo suficientemente fuerte" para tomar las riendas de un proyecto, "después del desgaste terrible que había supuesto descender a Segunda División con el Huesca".

"Dije que no a un proyecto que cualquier entrenador habría querido", reconoció el preparador andaluz, encantado de estar, a sus 42 años, "en el sitio" en el que quiere estar.

Francisco también enumeró las cualidades que desea que tenga el Girona: "Quiero un equipo llegador, valiente, contundente, con hambre de gol y que compita al 100 %".

"No podemos cambiar la manera de jugar en dos semanas, pero vamos a cambiar la identidad. Vamos a ser un equipo muy, muy, muy, ambicioso que en todo momento va a querer ganar los partidos", subrayó.

LA OPINIÓN DE CÁRCEL

En la sala de prensa de Montilivi, Francisco estuvo acompañado por el presidente del Girona, Delfí Geli, y por el director deportivo de la entidad, Quique Cárcel, quien aseguró estar "muy contento" de que el nuevo técnico haya venido "a traernos su aire fresco, para intentar conseguir este objetivo tan complicado y tan bonito a la vez".

Cárcel lamentó la imagen mostrada a lo largo de la temporada por un Girona "bipolar" y que "no ha dado en ningún momento un paso hacia adelante". Pero considera que aún no es tarde para volver a Primera.

"Creemos que podemos conseguirlo y lucharemos hasta el final para lograrlo. Sabemos que el ascenso directo está muy complicado, así que el objetivo es llegar al 'play-off', saber jugarlo y, evidentemente, subir", concluyó. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil