Sport.es Menú

Eusebio mantiene la fórmula Machín

En su primer partido como técnico rojiblanco, el vallisoletano respetó el clásico 3-5-2

El entrenador del Sevilla dio forma a una plantilla a la que aún no han llegado caras nuevas

Eusebio durante su primer partido como entrenador del Girona
Eusebio durante su primer partido como entrenador del Girona | sport


Ya sea por convicción o por falta de recursos, Eusebio Sacristán demostró en su primer ensayo al frente del Girona que no ha llegado a Montilivi para liderar ninguna revolución. Desde que fuera presentado como nuevo técnico rojiblanco a inicios de junio, todos sus mensajes habían ido en esta misma dirección.

X. Serrano

“Quiero adaptarme al estilo del Girona per aplicando, naturalmente, mis matices”, declaró entonces y su propuesta en el primer amistoso de la pretemporada frente al Bolton Wanderers (0-0) fue coherente con lo prometido.

El principal aliciente del duelo era ver si el exentrenador de la Real Sociedad mantendría el clásico 3-5-2 de Pablo Machín (con tres centrales, doble pivote y dos carrileros) o si se decantaría por el 4-3-3 ‘made in’ La Masia que ha exportado alrededor de La Liga. Eusebio Sacristán apostó por el continuismo y sus hombres repitieron un esquema que conocen de memoria, una decisión que previsiblemente tendrá un largo recorrido. 

Sin embargo, mantener la partitura no implica necesariamente que se interprete de la misma manera. Así lo advertía el vallisoletano el día de su presentación: “Más allá del sistema, la importancia está en las fases del juego. Si quieres la iniciativa o no, si quieres superioridad en medio campo, cómo quieres defenderte, cómo quieres atacar, atacar rápido o atacar teniendo el control...”.

Ante el Bolton, al Girona le faltó ritmo fruto de la falta de rodaje, pero es de esperar que Eusebio apueste por un fútbol de más toque y posesión de balón, dejando parcialmente de lado el estilo vertical y de contraataque por las bandas que caracterizó la era de Pablo Machín en Montilivi. 

Las mismas caras

A 39 días para que se cierre el mercado estival, el técnico vallisoletano sigue contando con el mismo equipo al que dio forma Pablo Machín. Las contrataciones de Muniesa y Mojica siguen siendo los únicas firmas realizadas por la dirección deportiva encabezada por Quique Cárcel.

“Iremos viendo las necesidades que tiene el equipo. [El club] está trabajando sin descanso en las posibles incorporaciones”, declaró el técnico de La Seva tras el empate ante el Bolton. La ausencia de fichajes inquieta a la masa social rojiblanca, pero mientras no se confirme ninguna salida, la directiva cuenta con poco margen de maniobra.

Se quieren reforzar los carriles, sobretodo el derecho tras la salida de Maffeo. La lista de futuribles es larga y va desde al malaguista Rosales al joven ‘citizen’ Militao. A falta de que se concreten las cesiones de los ‘sky blues’, en Montilivi suspiran con especial intensidad por el talentoso atacante Brahim Díaz.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil