Sport.es Menú

Ciccone, rey de la montaña, se corona en la etapa reina

El italiano se mantuvo en la fuga, ganó los tres puertos con el Mortirolo incluído y se llevó una etapa durísima

Carapaz deja sentenciado a Roglic y Nibali se queda como único rival peligroso para el ecuatoriano

xortunoteam trek rider italy s giulio ciccone l celebra190528172753
Ciccone se llevó la etapa en un sprint con Hirt. | EFE

En la etapa reina donde las montañas dominaron el paisaje con el Mortirolo como momento cumbre, el rey de la montaña apreció para llevarse la etapa. Giulio Ciccone redondeó dos semanas de Giro que están siendo extraordinarias para el italiano. El frio y la lluvia condicionó un final de carrera que dejó a Roglic a más de dos minutos en la general de un Carapaz que tiene la corsa rosa a tocar.

Arnau Montserrat

El inicio del duro camino tuvo varios intentos de escapada que controló muy bien el equipo Movistar con Carapaz a la cabeza con su maglia rosa. Era una evidencia que los equipos iban a intentar colocar a alguno de sus miembros en una gran fuga para jugar estratégicamente con la llegada del Mortirolo. Así fue. Hasta 21 ciclistas se arrancaron en una escapada que creció en su ventaja de forma rápida ante la pasividad del pelotón que ya no hizo el intento de intentar cazarlos. Tocaba controlar la carrera desde atrás.

De los grandes equipos, todos colocaron entre uno y dos ciclistas a la cabeza de carrera pensando en el final de etapa y sobretodo en el Mortirolo donde gran parte de la general se iba a decidir en la mítica subida. Buscaban el máximo de garantías para la guerra final. La fuga tomó más de cuatro minutos de ventaja que gestionaron a la perfección con un Ciccone sublime que se llevó el puerto de Cervo y de Aprica para prácticamente sentenciar la maglia azzurra de montaña. Ha ganado 14 puertos. El rey de la montaña.

Si el Gavia de por medio por las malas condiciones meteorológicas, los ciclistas llegaron con menos carga física en las piernas y eso que se pasaron la etapa guardando energía para el momento cumbre. El juez de la carrera en la última semana se debía afrontar con las máximas opciones y eso llevó a un ritmo de etapa muy bajo. 

La fuga llegó con una buena ventaja de 5 minutos y medio para tener un ascenso cómodo, listos para hacer trabajo de equipo en caso de ataque de uno de los favoritos. Y el valiente fue Vincenzo Nibali. Lo tenía que hacer el de Bahrain Team si quería remontar en la general y dar algún susto a los de Movistar. El gran damnificado estaba siendo Roglic que le flaquearon las fuerzas y eso lo vio el equipo Movistar que atacaron para desbancar de forma definitiva al esloveno con un trabajo de Pedrero impagable para las opciones de maglia rosa.

Nibali no terminaba de distanciarse pero Movistar no dejó de tirar. Dejaron a Roglic a más de un minuto cuando restaban 28 km para el final. Para terminar de meter pimienta al asunto, la lluvia apareció de forma torrencial lo que complicaba todavía más la coronación del Mortirolo y sobretodo su bajada. Una pista de patinaje.

Ciccone y Hint se quedaron solos ante el peligro y Astana decidió que su corredor se quedara a rueda del italiano sin dar opciones de etapa a Superman López que hizo una etapa para enmarcar. Ciccone se mosqueó con la situación y el ritmo lento de su vecino que no le acompañaba para hacer relevos. El frío pasaba factura y el grupo perseguidor con Carapaz y Nibali tirando recortaban con los dos líderes, pero con el objetivo principal de dejar noqueado a Roglic. 

Ciccone finalmente logró el triunfo en un final al sprint con Hirt. Un triunfo más que merecido que complementará su maglia azzurra que casi ha sentenciado en la etapa. Roglic acabó perdiendo cerca de minuto y medio lo que provoca que Nibali se coloque segundo y Carapaz esté a un paso de coronarse en Verona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil