Quique enseña el truco de la mejoría del Getafe

El técnico del Getafe reconoce que mandó mensajes a sus jugadores para ganar terreno a la confianza

"Emocionalmente todos necesitamos encontrar estímulos para abrir la mente y alcanzar objetivos", ha admitido

Quique Sánchez Flores, entrenador del Getafe
Quique Sánchez Flores, el día que visitaron el estadio de Los Cármenes. | EFE

Quique Sánchez Flores, entrenador del Getafe, aseguró este jueves, después de ganar 4-2 al Granada, que una de las claves de que su equipo haya remontado en la tabla después de su llegada al banquillo azulón ha sido que mandó mensajes a sus jugadores para ganar terreno a la confianza.

Cuando Quique llegó al Getafe en la octava jornada, el Getafe tenía sólo un punto y era colista. Ahora, pasado el ecuador del curso, está cuatro por encima del descenso.

"Emocionalmente todos necesitamos encontrar estímulos para abrir la mente y alcanzar objetivos. Encontramos un vestuario competitivo. Sabían competir de temporadas atrás. Lo saben hacer. A veces las cosas se complican por lo que sea. Había que convencer y persuadir desde la mente. Hemos mandado mensajes ganando en el terreno de la confianza y de la voluntad, a base de decir cosas que hicieran mella en el jugador. Ellos son los protagonistas de verdad", declaró.

Para Quique, su equipo jugó "bien" frente al Granada y consiguió "un buen resultado" ante un equipo que se encontraba en un buen momento de forma con "buenos delanteros".

"Si no hacíamos un buen partido, nos iban a complicar las cosa. Hemos hecho un buen partido. Hemos tenido alguna dificultad en la primera parte con los despejes, un poco blandos. Mejor en la segunda parte. Lamentamos los dos goles. Estamos contentos y felices por la forma de conectar y de reaccionar. Nos fuimos igualados al descanso, pensamos que necesitábamos mas velocidad en ataque y así fue", señaló.

Cuestionado por el error de su portero David Soria en el segundo tanto del Granada, indicó que la afición "está hiper conectada" con el Getafe y, por eso, arropó rápidamente a su guardameta.

"El partido estaba por jugar, pero el equipo está fuerte y con ánimo. Había tiempo suficiente para girar la pelota, pero todos esos errores, si se producen, que sea con ventaja. Se corrige y se aprende mucho de los errores"

Sobre los delanteros del Getafe, indicó que tienen competencia unos con otros y se encuentran "a un nivel alto" desde hace tiempo. Además, señaló que hacen un esfuerzo grande con el que obligan a sus rivales a jugar "de otra manera".

"Son desprendidos en cuanto a voluntad y realmente nos dan mucha visibilidad de lo que queremos para el desarrollo del partido", añadió.

Asimismo, sobre la actuación de Borja Mayoral, que debutó con un gol, indicó que no le gusta que las victorias se individualicen y dejó claro que no le gusta hablar de jugadores en particular.

"Traemos tres jugadores importantes que tienen mucho que dar. Son listos, llegan a un vestuario y saben qué dar. Borja y Gonzalo llevan dos entrenamientos con nosotros y Óscar uno. Ayer hicimos con los tres una sesión solo con ellos para que avancen e interioricen y entiendan antes qué queremos".

También fue inquirido por cómo organiza sus líneas en los entrenamientos para que estén tan rectas y sean tan precisas después en los partidos: "Se consigue investigando desde hace 18 años. No veo otra forma de hacerlo. Si hablo sobre esto, acabo hablando de mí. Si no hablo de jugadores, no voy a hablar de mí. Estos chicos permeabilizan muy bien lo que les digo. Son maestros entendiendo el juego. Las estructuras todos los entrenadores saben cómo es".

Por último, se refirió a las ausencias por sanción la próxima jornada de Enes Ünal y de Sandro Ramírez. "Sinceramente, todo el que salga detrás de estos jugadores saben cuál es el nivel. Los que salgan tienen que hacerlo similar o parecido pero con sus características y sus libertades a la hora de desempeñarse. Nunca me gusta pensar que perdemos jugadores, ganamos dos", concluyó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil