Mercedes Milá sufre un tremendo accidente en Francia y termina en el hospital

Mercedes Milá sufre un tremendo accidente en Francia y termina en el hospital

Mercedes Milá.
| Epi_rc_es

La periodista se encontraba montando en bicicleta cuando un insecto la atacó, provocando su caída y que se rompiera un hueso

El verano se le ha complicado a Mercedes Milá. La periodista ha sufrido un aparatoso accidente durante sus vacaciones en Francia, que le ha llevado directamente al hospital con un claro diagnóstico: tiene el húmero roto.

Ha sido ella misma la que ha contado lo sucedido en su perfil oficial de Instagram. Según su relato, se encontraba montando en bicicleta con un grupo de amigos cuando un insecto la atacó y en un acto reflejo trató de zafarse de él. Fue en ese momento cuando perdió el control de su vehículo y acabó estampada en unos matorrales. 

"Un tábano me picó y para defenderme de él solté la mano derecha de la bici y me fui directa a una zarzamora que tenía maderas y muchas cosas dentro. Al caerme, noté que me rompía el hombro", comenzó relatando la presentadora. "Aunque costó mucho sacarme de ahí, lo lograron y me llevaron al hospital. Allí me hicieron una radiografía y vieron que el húmero estaba roto. Tenía un dolor bestial".

Pese a esta desagradable experiencia, Mercedes Milá volvió a demostrar que es una persona positiva y que hasta en los momentos malos es capaz de mantener su sentido del humor: "Estoy de muy buen humor y eso es importante. Porque realmente podría haber sido mucho peor".

La periodista ha publicado varios vídeos para comentar lo que le ha sucedido, en los que ha dado más detalles de su estado y de cómo será su recuperación: " 'Gracias a Dios no tenía desplazamiento en la rotura, por lo que no me van a tener que operar. Esto lo voy a tener que llevar durante 40 días y tendré que estar sin moverme. Ni siquiera me voy a poder poner desodorante, así que no os acerquéis a mí", comentó divertida.

En otro vídeo, Milá se muestra minutos después de ingresar en el hospital, aquejada de fuertes dolores, por lo que el personal médico del centro francés le administró morfina para paliarlos.