Meghan Markle y el príncipe Enrique abandonan su mansión por el aumento del crimen en EE. UU.

Meghan Markle y el príncipe Enrique abandonan su mansión por el aumento del crimen en EE. UU.

Prince Harry and Duchess Meghan visit Duesseldorf
| SASCHA STEINBACH

Meghan Markle y el príncipe Harry están a punto de abandonar su lujosa mansión de 14 millones de euros, aunque ambos parecen estar dispuestos a seguir viviendo en los Estados Unidos

Se rumoreó que los duques de Sussex podían haber pensado en regresar a Reino Unido, pero finalmente no

Meghan Markle y el príncipe Harry están a punto de abandonar su lujosa mansión de 14 millones de euros. Así, se mudarán a una urbanización privada cercana con el objetivo de buscar una vida más tranquila. Por lo visto, su mansión no les termina de gustar a toda la familia, en buena medida porque es demasiado grande para ellos, pero también por otros motivos relacionados con el crimen creciente en los Estados Unidos

Así, se van a mudar a "Hope Ranch", una urbanización exclusiva en California, donde viven fundamentalmente jinetes. De hecho, hay un club de campo cercano en el que se dedican a la hípica. Se trata de un lugar muy exclusivo, con un gran club de golf y una gran cantidad de personas de clase alta.

De hecho, Meghan y Harry podrían haber comprado ya la propiedad. Mientras tanto, las autoridades de Montecito, el lugar donde viven actualmente han explicado que ha habido un gran aumento de los robos y que querían reforzar la seguridad poniendo más cámaras en el lugar.

"Hemos tenido algunos problemas con los ladrones profesionales que entran en la comunidad de Montecito" explicaba el subcomisario de Montecito. "Queremos que estas cámaras se pongan en marcha lo antes posible para capturar a estas personas cuando entran y salen de la zona".