Fanny, defensora de las 'gallinas violadas', admite ser prostituta

Trabaja en el santuario animal Almas Veganas y se dio a conocer al afirmar que los gallos violan a las gallinas

Algunos la critican por trabajar en una profesión que fomenta la cultura de la violación y la esclavitud sexual

Fanny, defensora de las gallinas violadas, admite ser prostituta
Fanny, defensora de las gallinas violadas, admite ser prostituta | Google

Una joven llamada Fanny marcó su rostro en la historia mediática por haber defendido hace 1 año que las gallinas son violadas por los gallos, pero lo cierto es que esta defensora animalista que trabajaba en Almas Veganas dio la vuelta por todo el país por esta creencia que fue ampliamente criticada desde diferentes sectores de la sociedad. Ahora, esta ferviente feminista y vegana ha vuelto a sembrar la polémica por una información surgida en redes que deja caer que trabaja esta catalana como escort.

D. Cruz (@DCruzPeriodista)

Fanny aparece en una web de chicas de compañía en Barcelona en la que se llama Úrsula. Sus precios van de los 150 euros por 45 minutos, a los 3.000 euros si lo que la otra persona quiere es pasar el fin de semana al completo. Como era de esperar, la animalista no ha querido esperar ni un minuto más y ha publicado un vídeo en YouTube en el que confirma la noticia: "esperaba que sucediera en algún momento porque estamos sufriendo desde hace un año y pico un escarno brutal hacia mi persona y hacia el colectivo animalista en el que milito".

Confiesa que todo su entorno lo sabe, aunque no lo dice en redes sociales porque utiliza estas para hacer activismo: "aprovecho para visibilizar la problemática que se cierne sobre el trabajo sexual. No está reconocido, estigmatiza mucho, se criminaliza a todas las personas que trabajan así. El trabajo sexual es trabajo. En España es alegal y muchas compañeras trabajan para que se reconozca y podamos tener derechos como en cualquier otro trabajo (...). Vivimos en total precariedad",

Algunas voces han criticado que Fanny, que defiende el feminismo, trabaje en un sector en el que la esclavitud sexual y la cultura de la violación están a la orden del día; más cuando ella misma saltó a la fama por incidir en el hecho de que las gallinas son violadas, supuestamente, por los gallos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil