Se pide investigar el “violento” operativo policial en el Gimnasia - Boca

Se pide investigar el “violento” operativo policial en el Gimnasia - Boca

Aficionados de Gimnasia
Aficionados de Gimnasia durante la trifulca | ALEJANDRO PAGNI
EFE

El partido tuvo que suspenderse en el minuto 9 por los disturbios de los aficionados

La trifulca se saldó con un muerto y varios heridos

Amnistía Internacional (AI) Argentina pidió este viernes que se investigue y se den explicaciones sobre la actuación de la policía en el “violento operativo” en el partido entre Gimnasia de La Plata y Boca Juniors, en el que se produjeron unos incidentes que dejaron un muerto y provocaron la suspensión del encuentro, en el inicio de la vigésima cuarta jornada de la Liga Profesional del fútbol argentino.

“El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires debe, de manera inmediata y efectiva, investigar y brindar explicaciones de la actuación de la policía; y tomar medidas para que estos hechos no vuelvan a repetirse”, afirmó AI Argentina en su cuenta de Twitter. AI expresó que “el accionar de las fuerzas de seguridad provocó una situación de extrema violencia en la cancha y alrededores, con el uso indiscriminado de balas de goma, gases lacrimógenos y persecuciones”.

El encuentro entre Gimnasia de La Plata y Boca Juniors fue suspendido en el minuto 9 por los graves disturbios iniciados fuera del estadio por aficionados que no pudieron entrar, que motivaron la intervención de la policía de la provincia de Buenos Aires. Una persona falleció, muchas sufrieron problemas respiratorios y otras recibieron impactos de balas de goma y sufrieron heridas, por lo que tuvieron que ser hospitalizadas, enumeró AI.

“La intervención de las fuerzas de seguridad debe tener por objetivo la resolución de conflictos y no imprimir violencia, desconcierto y uso abusivo de la fuerza”, señaló AI. “Si hay eventos entre los hinchas la policía no debe generar caos, con uso de armamentos de manera indiscriminada”, agregó. AI recordó que según el derecho internacional, todo uso de la fuerza por el personal de los cuerpos de seguridad “debe ser excepcional y usado como último recurso”. Y además, añade, “debe cumplir las obligaciones internacionales contraídas por el Estado” en materia de derechos humanos, en especial la obligación de respetar y proteger el derecho a la vida, a la integridad física, a la dignidad y a la seguridad de la persona.