Sport.es Menú

El partido de los lunes, otro conflicto Liga-Federación

Las cantidades a percibir por la Liga y la problemática del horario, puntos del desencuentro

La Federación Española solo quiere partidos de Liga los sábados y domingos

fef liga
Los desencuentros entre LaLiga y la Federación parecen una constante | EFE

El lunes no llegó a la hora la  nueva reunión entre la Liga y la RFEF en la sede del CSD sobre el futuro convenio de coordinación. Esta vez el punto de conflicto está en el partido de los lunes, las cantidades a percibir por la Liga y vuelve a surgir la problemática del horario protegido que defiende la RFEF. Ya a finales de marzo anunciamos que este sería otro punto de conflicto entre ambas entidades.

Ramón Fuentes

En el actual convenio, firmado el verano del 2014 hasta julio 2018 entre Javier Tebas y Juan Padrón y posteriormente ampliado por el presidente de la Liga y Jorge Pérez hasta junio del presente año, se incluye en el Anexo 2 los partidos de los viernes y los lunes. El punto dos del mismo dice lo siguiente: "Que es voluntad de ambas partes...a tal efecto la RFEF y la Liga consideran que resultaría beneficioso para el fútbol español, establecer la posibilidad que se celebre un encuentro correspondiente al campeonato nacional de Primera y Segunda división". Fruto de esto "acuerdan la disputa el viernes anterior y el lunes posterior a cada jornada oficial": A cambio, y según este acuerdo, la Liga abonar a la RFEF cantidades superiores a los tres millones de euros anuales.

El pasado 1 de marzo Luis Rubiales, presidente de la RFEF, lanzaba un twitter en su cuenta personal donde decía lo siguiente. "No habrá más fútbol los lunes. A partir de la próxima temporada sólo habrá partidos los sábados y los domingos. Veremos que ocurre con los viernes, si llegamos a un acuerdo bueno para todos. El negocio es importante pero más los aficionados". Bajo este escenario se reunieron el pasado lunes ambas partes, y dentro de la negociación global, y de donde salió un presidente de la RFEF indignado: "El punto de desencuentro básico es que nosotros queremos defender la postura de los aficionados y de los jugadores de no jugar los lunes, e implementar un horario protegido para el fútbol no profesional.

De aquí se traslucen cosas. Por un lado que la RFEF considera insuficientes las cantidades que perciben por esta concesión. Es más se habla de cerca de 20 millones lo que desde el estamento federativo estarían reclamando por este concepto. Y por otro, la defensa del horario protegido que viene defendiendo la RFEF y que ya le negó el CSD hace unos meses en su Comisión Directiva, tanto en lo que afecta al fútbol profesional como al fútbol amateur. Este último pendiente de análisis desde el propio CSD.

Ante este doble argumento de la RFEF; la Liga entiende que el estamento federativo ya percibe dinero por este concepto en el Real Decreto de Venta Centralizada de 30 de abril de 2015 que, como es lógico no existía en el 2014. Y donde se reconoce un porcentaje para la RFEF, por un lado un 1% del total que debe entregar a la RFEF y destinarlo al fútbol modesto y, por otro, un porcentaje del 0,5% que debe destinarse a las entidades que participan en la Segunda B para financiar la contratación de entrenadores, deportistas bajo el régimen de la Seguridad Social.   Y por otro está la línea argumental que esgrime la patronal que la RFEF aceptó este Real Decreto y donde la Liga tiene los derechos de comercialización de los clubes, incluidos los partidos de viernes y lunes. Es más ya están negociados en el futuro contrato tanto con los operadores nacionales como internacionales que emiten la liga y desde la patronal se acogen al informe emitido por la Subdirección General de Régimen Jurídico del CSD, según el cual la determinación de los horarios no puede quedar a merced de un tercero (RFEF) y deja claro que la competencia es de LaLiga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil