Sport.es Menú

Miguel Linares hace sombra a Cristiano

Miguel Linares no faltó a su idilio con el gol
Miguel Linares no faltó a su idilio con el gol este domingo | sport

Miguel Linares ha desembarcado en Oviedo a golpe de goles. El ‘linarismo’, enfermedad sufrida por la afición carbayona desde que el delantero zaragozano marcara su primer tanto con la camiseta del Real Oviedo, crece cada jornada según el delantero visita las redes de los equipos contrarios. En concreto 18 veces ha cantado la afición azul un gol suyo, tres de ellos este domingo en el Nuevo Carlos Tartiere. Un hat-trick que es el tercero consecutivo que consigue el maño esta temporada como local y que le coloca junto a Cristiano Ronaldo como máximo goleador de las cuatro primeras categorías del fútbol español.

Ulrich Álvarez

De hecho, y por poner un ejemplo de la proeza conseguida por el delantero oviedista, con los 18 goles ya ha hecho más tantos que los que lleva en la temporada su rival de este domingo, un Real Murcia que llegaba líder del Grupo 1 de Segunda División B con 16 goles en su haber. Tras 13 partidos disputados, los guarismos de Linares son toda una proeza para la Segunda B y para el futbol europeo, donde sólo Ronaldo le iguala. En las tres primeras categorías de Alemania, Francia, Inglaterra o Italia no hay ningún jugador que alcance esos números.

Y todo esto se ha conseguido casi de rebote, pues el delantero centro al que los dirigentes azules apuntaban para reforzar el ataque después de una desastrosa temporada no era el ex del Recreativo, sino el que había sido goleador del mismo grupo de Segunda B, el delantero del Compostela Joselu. Tras no llegar a ponerse de acuerdo con su representante, la secretaría técnica del Oviedo fijó sus ojos en Miguel, que acabaría aterrizando en Asturias.

Linares llegaba al Real Oviedo después de jugar 38 partidos en liga con el Recreativo de Huelva y haber hecho 10 tantos. Datos que seguramente no ilusionaban a una afición carbayona cansada de entronar a falsos ídolos. Pero a golpe de trabajo, sacrificio y muchos goles parece ser que el delantero zaragozano se ha ganado el corazón de su afición.

Ahora el Real Oviedo, un grande herido que desde hace 11 años se pasea por los barrizales de la tercera y los céspedes no mucho más cuidados de la Segunda B, parece que ha encontrado en Miguel Linares el clavo ardiendo al que aferrarse y soñar, quizás, con la vuelta al fútbol profesional

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil