Máximo respeto al árbitro desde el banquillo y la grada de suplentes

El comportamiento de los jugadores en la grada es una de las grandes preocupaciones del estamento arbitral. Este fin de semana han sido expulsados tres miembros del cuerpo técnico por hacer aspavientos a una decisión arbitral

Están observando actitudes de los jugadores en la zona de la grada que deben ser atajadas de manera tajante

El arbitro mostró la targeta amarilla a Mustafi en el encuentro de cuartos de final de la Carabao Cup
El arbitro mostró la targeta amarilla a Mustafi en el encuentro de cuartos de final de la Carabao Cup  | AFP

Paso prácticamente inadvertido en la última comparecencia pero se está convirtiendo en una preocupación dentro del colectivo arbitral. Hablamos del comportamiento de los jugadores en la nueva ubicación en el estadio desde la aparición de la pandemia y el regreso de la competición profesional en junio del año pasado.

Desde entonces, y para poder mantener y respetar la distancia de seguridad, se adoptó en el protocolo de la Liga que los jugadores dejaran de ocupar su posición en los banquillos y que pasasen a la grada. En concreto en la zona del graderío situado detrás de los actuales banquillos, similar a lo que sucede en la Premier League, y aprovechando además la ausencia de público en los estadios.

Ya al principio de la presente temporada, y viendo la experiencia de las once jornadas de la anterior, se incluía en la circular del CTA una referencia explícita al comportamiento de los suplentes en la grada. No olvidemos además que ahora, y con motivo de los cinco cambios, son 23 los jugadores convocados frente a los 21 que venían siendo habituales. O lo que es lo mismo, cada entrenador puede contar con 12 jugadores en este banquillo grada frente a los 10 que contaba hasta antes de la aparición del COVID. Un total de 24 jugadores que tiene esta una nueva ubicación 

La circular del CTA decía específicamente la necesidad del cuarto árbitro a la hora de “ayudar en la detección de estos comportamientos realizados por los jugadores suplentes que, como consecuencia de las medidas adoptadas con motivo del COVID-19, se hallan situados en la grada”.

Un comportamiento que, como reconocía Velasco Carballo en su comparecencia para analizar la actuación arbitral en el primer cuarto del campeonato liguero, era una de las grandes asignaturas pendientes junto al descuento a aplicar.

Un comportamiento y actitud en la grada que, conforme ha ido comprobando el estamento arbitral, está empeorando en estas últimas semanas. Algo que además ha quedado patente en las imágenes ofrecidas con motivo de la pasada Supercopa de España. De ahí que la postura y el mensaje arbitral a sus colegiados pasa por ser muy tajantes ante este tipo de comportamientos que deben ser cortados de raíz. Mas ahora que la competición arranca en su segunda vuelta y que entra en un tramo muy importante a la hora de determinar la posición final al final de temporada. 

Es por eso que los árbitros van a ser tajantes a la hora de frenar de raíz cualquier comportamiento que consideren que no sea el correcto y llegado el caso, si fuera necesario, no duden en tomar medidas disciplinarias que pudiera implicar la expulsión de cualquiera de los futbolistas. Ya tenemos un ejemplo la semana pasada con la decisión adoptada con Roque Mesa después de sus manifestaciones contra el colegiado y que escuchó perfectamente el cuarto colegiado

Frenar cualquier protesta airada desde el banquillo

También deben ser tajantes los colegiados a la hora de castigar disciplinariamente las reacciones que se producen desde el propio banquillo o el área técnica. Aquí tenemos varios ejemplos que se han producido esta misma jornada, tanto en Primera como en Segunda división. 

Uno de ellos fue en el Real Sociedad- Betis donde Soto Grado expulsó al segundo técnico del Betis por protestar una decisión arbitral. Así lo consignó en el acta arbitral:

 "En el minuto 89 el técnico Cousillas Fuse, Ruben Osvaldo fue expulsado por el siguiente motivo: salir del banquillo con los brazos en alto gritando, protestando una de mis decisiones"

En el Sevilla - Cádiz el colegiado decidió sólo amonestar a uno de los ayudantes de Alvaro Cervera por protestar de manera airada:

En el minuto 39 el técnico Perera Nuñez, Roberto Carlos fue amonestado por el siguiente motivo: Hacer observaciones a una de mis decisiones desde el área técnica  

En Segunda, el técnico del Rayo Vallecano, Andoni Iraola, fue expulsado por el colegiado Prieto Iglesias por gesticular de manera airada desde su banquillo: En el minuto 74 el técnico Iraola Sagarna, Andoni fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí saliendo del banquillo protestando, de forma airada y ostensible, con los brazos en alto, una de mis decisiones". El último fue el encuentro de Segunda división entre Las Palmas y Leganés donde acabó siendo expulsado el segundo entrenador del equipo madrileño por idéntica razón, como quedo reflejado en el acta arbitral: "En el minuto 90 el técnico Ramon Garcia, Jose Manuel fue expulsado por el siguiente motivo: Protestar de forma ostensible, voz en grito y con los brazos en alto, una de mis decisiones desde el área técnica"

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil