Sport.es Menú

LaLiga actualiza su control económico

Afecta a los clubes como el Málaga que descienden de categoría y no logran volver a Primera la siguiente temporada

Las ayudas al descenso previstas para el Reus se han repartido entre los otros tres clubes que perdieron la categoría la pasada temporada

malaga
LaLiga ha establecido nuevos ratios de control a los clubes | FCMALAGA

La Liga de Fútbol Profesional es consciente de que el fútbol español no puede vivir una situación como la actual del Málaga donde, una temporada después de descender a la Segunda División, está en el aire el futuro de la entidad andaluza.

Ramón Fuentes

Es por eso que ha llevado a cabo una actualización de su control económico de los clubes, ratificado el pasado día 15 por su Comisión Delegada, para establecer nuevos ratios de control en clubes que en el futuro pasen por una situación similar.

Es decir para aquellas entidades que descienden de categoría de Primera y Segunda y que la temporada siguiente no logran ascender manteniendo la misma masa salarial en los contratos de los jugadores de su plantilla. Que es lo que está sucediendo al equipo de la Costa del Sol.

Porque la primera temporada del descenso, en el caso del Málaga fue la temporada pasada 2018-2019. Los clubes que descienden de Primera a Segunda cuentan con la ayuda al descenso. Un incentivo económico que, atendiendo a unos determinados ratios (ingresos de las ultimas cinco temporadas, clasificación en esos años, los ingresos de la televisión), pueda rondar los 20 millones de euros. En el caso de los equipos ascensor, aquellos que ascienden y descienden de manera habitual, entre los 9 y doce millones.

Pues bien lo que pretende la Liga y los clubes con esta actualización es que estos clubes firmen esta primera temporada, amparados en esta ayuda, contratos muy elevados y a largo plazo con los futbolistas. Cantidades que, en caso de no lograr el ascenso la siguiente temporada, son inasumibles en un escenario de una segunda temporada consecutiva en la categoría plata del fútbol español. Situación en la que se encuentra actualmente el Málaga.

A partir de ahora, estos clubes tendrán unos límites o ratios en las fichas que acuerden con los jugadores en sus contratos a partir de esa segunda temporada en la Segunda División. Es decir un jugador que firme una ficha de cinco millones netos con un club nada más descender, no podrá mantener estas cantidades este segundo año en esta categoría porque se estará poniendo en peligro la viabilidad del club además de superar los propios límites que establece el control económico de la Liga. Una vez aprobado ahora la liga lo pondrá en conocimiento de todos los clubes.

Además han acordado repartir el dinero que inicialmente iba destinado al Reus por el descenso a Segunda B. La Liga aporta 1,5 millones de euros a los clubes que descienden de Segunda División B. Pero la normativa no contempla dar esta cantidad cuando el descenso se produce por motivos disciplinarios. Dinero que la Liga, tras la ratificación en Comisión Delegada, ha acordado repartir entre los tres clubes que perdieron la categoría de plata la temporada pasada: Gimnàstic, Córdoba y Rayo Majadahonda que deberían percibir cada unos 500000 euros más por este descenso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil