Joaquín dejó plantado a Mourinho

Con solo 20 años, el jugador no se presentó a una cita con el técnico portugués

"No quería ir a la reunión, sabía que si iba, terminaría yendo a Inglaterra", asegura

Joaquin, leyenda del Betis
Joaquin, leyenda del Betis | EFE

Joaquín le dijo "no" a Mourinho. Con solo 20 años. Entonces jugaba en el Betis y era una de las grandes promesas del fútbol español que, luego, se haría realidad. En ese momento, el jugador recibió una propuesta del Chelsea, entrenado por el técnico portugués. Y la rechazó. 

SPORT.ES

El propio futbolista lo ha explicado en el rotativo inglés 'Daily Mail'. Fue en 2005, tras ganar la Copa del Rey. José Mourinho viajó a Sevilla para convencer a Joaquín, pero el jugador bético le dejó plantado y no se presentó. "Estaban todos en el hotel Alfonso XIII y yo volvía de un compromiso publicitario en Madrid y no quería ir a la reunión. Sabía que si iba, terminaría yendo a Inglaterra. Así que no fui. Hablé con Mourinho más tarde y me disculpé. Y luego me lo agradeció. Me dijo: "Te agradezco que seas sincero porque, bueno, eres el primer futbolista que me ha dicho que no".

Joaquín no quería marcharse del Betis. Es así de simple. De hecho, tampoco le gustó mucho su decisión al entonces presidente del club, Manuel Ruiz de Lopera, que quería que se fuera porque ya había arreglado todo el tema con Roman Abramovich por 37 millones de euros: " Lopera me dijo que tenía que irme, porque habían llegado a un acuerdo. Todo había sucedido muy rápido para mí. Tenía 20 años cuando jugué en el Mundial de 2002. Recuerdo haber tenido mucho estrés porque no era fácil asumirlo todo. Cuando llegó el momento de la verdad, no quise dar ese paso de irme a otro equipo. Simplemente no me vi a mí mismo saliendo de casa. Lopera decía 'aquí viene el ruso de nuevo con una oferta a sus espaldas'. Pero estaba feliz donde estaba".
 
Pese a todo, no se arrepiente de nada: "No me arriepiento.  Sé que perdí una oportunidad importante de jugar para un gran equipo y ganar mucho dinero, pero simplemente no era en lo que estaba pensando en ese momento. Al final, este es un negocio tan grande que la palabra del jugador no siempre cuenta mucho. Y a veces acepta aunque sabe que no va a ser un jugador importante. Es cierto que cuando recibes una oferta de un club poderoso es difícil rechazarla, pero a veces nos olvidamos de lo más importante, que es jugar".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil