Sport.es Menú

"Ha sido como volver a nacer en el fútbol"

Bojan Krkic e Ibai Gómez reciben a SPORT durante su preparación personal junto al proyecto Regenera Elite

Ambos protagonizan una charla en la que hablan de todo lo que hay detrás de lo que se ve sobre el césped

Bojan Krkic e Ibai Gómez reciben a SPORT  donde se encuentran realizando un stage por su cuenta | Valenti Enrich

Bojan Krkic (Stoke City) e Ibai Gómez (Athletic) atienden a SPORT en Cornellà de Terri, donde realizan un ‘stage’ de pretemporada por su cuenta junto a un equipo de profesionales que buscan convertirles en súper futbolistas a través de la pisconeuroinmunología clínica. Un mundo se abre para ambos y, quién sabe, si para el deporte en general. 

Carlos Sánchez, David Vargas, Xavi Cañellas y Néstor Sánchez son los cuatro cofundadores de Regenera Elite, un proyecto resultado de trece años de trabajo conjunto, cada uno en su especialidad, y cuyo objetivo es introducir conceptos poco asentados en el fútbol (y el deporte) profesional con la voluntad de convertir a quienes se pongan en sus manos en súper futbolistas. Buscan acabar con tópicos tan asimilados como las rampas, las lesiones musculares o la fatiga. 

¿Cómo deciden dar un plus en su preparación más allá del trabajo diario en sus clubs?

BOJAN: Yo ya me cuidaba antes de conocer a Ibai, pero de él he aprendido muchísimo en todo el tema este. Cuando llegué al Alavés él ya estaba muy avanzado en temas de alimentación, de preparación física... No comía en el club, traía su comida. He ido aprendiendo.

IBAI: A mí me pasó exactamente lo mismo con Marcos (Llorente). Llegue al Alavés cuidándome, pero no tenía tantos conocimientos en alimentación y fui aprendiendo de Marcos. Un poco va por ahí con Bojan. Al final es como todo en la vida, te juntas con quien tiene un estilo de vida parecido al tuyo, gustos parecidos a los tuyos, inquietudes. Con Bojan pasa esto, nos gusta entrenar a parte de lo que ya hacemos con el equipo, nos gusta el tema de la alimentación y se va creando un vínculo.

B: Pero aprendí mucho de ti, es la verdad.

I: Eso nos hizo unirnos tanto. Y es que me perece vital que un futbolista… Te lo digo por experiencia, yo he pasado por situaciones de muchas lesiones y realmente desde que estoy con estos conocimientos de alimentación, entrenamientos específico, me siento mucho más seguro en el campo, me siento mucho más futbolista que antes. Para mí ha sido volver a nacer en el fútbol. He pasado de un montón de lesiones a no notar molestias nunca, a sentirme seguro, a disfrutarlo, que es vital.

Ibai y Bojan, entrenándose junto a su equipo de trabajo | VALENTÍ ENRICH

¿Y todo esto solo con la alimentación?

I: No. Mira, después de conocer a tanta gente, a Adolfo, a Carlos.. Hay cuatro patas en la mesa y hay que intentar que no cojee ninguna de las cuatro: alimentación, entrenamiento, en este caso especifico para prevenir lesiones, otra es el descanso, que parece que no, pero hay que darle mucha importancia a descansar, y otra es el estrés, que creo que es el más complicado de llevar en un mundo como el nuestro.

Ya.

I: Al final tienes una responsabilidad grande en todos los trabajos, pero en este caso la tienes con muchos focos puestos en ti… En mi casa también la tengo, con mi hija, con mi mujer, pero no es lo mismo porque ahí no tengo a 50.000 personas juzgandome. Por eso el tema del estrés es el más difícil de las cuatro patas.

¿Y cómo se gestiona?

I: Yo he ido aprendiendo con el tiempo, aquí venimos un poco enfocados a eso, a intentar crecer de aquí (señala la cabeza). Va también un poco con la confianza. Cuando pierdes confianza en cualquier trabajo y la vas recuperando, te vas haciendo fuerte. Tras vivir experiencias malas, empiezas a saber vivirlas mejor.

En su caso, Bojan, tuvo unos cruzados… ¿es su peor experiencia?

Yo siempre me había cuidado, pero es verdad que un poco el tema este empieza con la recuperación de la rodilla.

Pero no se trata de una lesión causada por temas de alimentación, es traumática.

B: Ya, pero en lo que a la recuperación se refiere el tema de la alimentación es muy importante. No es que avance más, pero tu cuerpo está mejor, tu mente está mejor y yo lo notaba. Y el año posterior a la recuperación me encontré muy bien y ahí fue cuando iba adquiriendo conocimientos de la gente que yo iba viendo, por ejemplo el caso de Ibai. Veía lo que él aplicaba y veía cómo reaccionaba. Si no ves un rendimiento práctico a la parte teórica… Pero es que yo lo veía en él.

I: Es que es probar contigo mismo. No hablo de lo que puedo ver en alguien, lo he comprobado por mí mismo. A Bojan le podía decir que probase, pero creo que también tienes que vivir situaciones complicadas para llegar a conocer a gente que te dé estos conocimientos. ¿Sabes? Si fuese todo bien, al final no buscas soluciones. Es lógico.

¿El trabajo en los clubs no debería ser suficiente?

I: Los clubs hacen todo lo posible por cuidarte y ponen todo su conocimiento en ti, pero mira, hay un medico para 25 jugadores, tres fisios para 25 jugadores, un preparador físico o dos para 25 jugadores... Ellos dan lo mejor de sí siempre, pero creo sinceramente que, a estos niveles, siempre con el permiso del club y su conocimiento, es necesario tener tu propio equipo. Cada vez va a ser más habitual verlo.

El trabajo en Girona ha sido muy intenso | VALENTÍ ENRICH

Horas extra.

I: Exacto. Además, la mejora del jugador va a revertir en el colectivo. Siempre digo, un jugador que puede tener un nivel de nueve… No sé, un jugador del Barça o del Madrid. Si un jugador tiene un nivel de nueve haciendo, entre comillas, solamente lo que hay en el club y comiendo cosas que son buenas, pero de vez en cuando come algo que no lo es, pero apetece… Si hiciesen todo lo posible en nutrición con su propio equipo, llegarían a ser de diez. O gente que está entre los veinte mejores jugadores del mundo optarían al Balón de Oro.

Entiendo.

B: Es una mentalidad. Hay jugadores que lo necesitan más y otros que no tanto, pero al final se trata de la ambición que tengan. Lo que dice Ibai, en el club tienes las herramientas necesarias para estar bien, que puedes contar con ellas, obviamente, pero si quieres dar un plus, es tu responsabilidad. Y ahí es cuando si tienes a tu equipo de confianza para poder hacer entrenamientos por la tarde y siempre que sea coherente con el programa del equipo. Pero es un extra que, si eres ambicioso y lo aplicas, va a aportar cosas buenas.

I: El ejemplo más claro, dejando a Messi de lado, que para mí es incomparable, es Cristiano. Se mantiene a un nivel tan alto porque está hecho una bomba. Él está hecho, no es su naturaleza, que la tiene y es de un nivel increíble, pero para mantenerse los años que lleva a ese nivel es porque tiene su propio equipo.

Parece que tenga 25 años.

I: A eso voy. Y mira la edad que tiene. Es el ejemplo más claro de lo que hablamos.

B: Y cada vez más. En el fútbol de antes igual no hacia tanta falta, pero ahora el fútbol y el deporte en general está siendo muy atlético. Y te tienes que cuidar al máximo. Si no te cuidas no das ese extra. Hay jugadores que son muy buenos, pero que no tienen esa mentalidad.

I: Todo evoluciona y el cuerpo humano también. Cada vez es más fuerte. Yo soy más alto que mi padre y mi hijo seguramente será más alto que yo. No sé cómo decirlo, el cuerpo evoluciona y el fútbol está evolucionando. Hoy en día, como no estés preparado físicamente no puedes estar en Primera División.

La alimentación, clave en el día a día de un futbolista | VALENTÍ ENRICH

¿El fútbol será más físico?

I: Ya está yendo.

B: El deporte en general.

I: Si no eres físicamente muy fuerte y estás en Primera División es porque eres un mago. Hablamos de Xavi, de Iniesta… Son magos, son únicos, son gente única, pero de esos ¿cuántos hay? No podemos contar con eso. Nosotros no tenemos ese talento.

¿Xavi podría haber sido mejor con estas técnicas?

I: Por ejemplo, tu a Xavi le pones algo mejor y no sé dónde podría haber llegado. Porque no se puede llegar prácticamente a más… Es que estamos hablando de jugadores únicos, pero yo no tengo ese talento y necesito lo otro. Y lo otro está en mis manos. Por eso hago todo esto, porque intento estar siempre al cien por cien. Y me voy a la cama y digo “mira, yo seré mejor que este o peor que este, pero lo que está en mis manos…”. No me voy a poder arrepentir nunca de decir “si hubiera hecho esto…”. No, no.

Y debe ser útil para tener una carrera más larga.

I: Es uno de los objetivos que tengo, lo tengo clarísimo. Al final es poder jugar cuantos más años mejor porque sé que luego, aunque haya momentos en el fútbol en los que digas “estoy reventado”, luego lo vas a echar de menos. Luego con 35, 37 o 38 lo vas a dejar y es algo con lo que has vivido toda tu vida y lo vas a echar de menos.

¿A nivel emocional ayuda?

B: Mentalmente es muy importante. Y no solo para nosotros que somos jugadores de fútbol. Incluso para personas que no se dediquen al deporte, personas que estudien, que trabajen.

I: La salud.

B: Tienes mucha más concentración, energía, descansas mejor…

I: Yo la energía diaria, desde que he cambiado la alimentación, lo noto muchísimo. Antes llegabas de entrenar, comías y “buf, necesito siesta, estoy muerto”.

¿Y ahora?

I: Ahora no. Ya ves, acabamos de comer y le iba a decir (a Bojan) para echar un billar. No sé, sientes más energía. Y a la noche duermes mejor, pero es que al final nuestro cuerpo está hecho para eso. Pero de toda la vida, es ciencia. Disfrutar de la luz del día y, cuando se apaga, que te entre el sueño para descansar. Y que descanses bien.

Todo eso no lo ven los aficionados. Si supieran el trabajo que hay detrás de cada partido, ¿no habría más conexión y menos crítica?

I: Hay que partir de la base de que somos unos privilegiados y unos afortunados. ¿Por qué? Porque hemos convertido el que ha sido nuestro hobby de toda la vida en nuestro trabajo. Y eso muy pocos lo pueden decir. Eso es una bomba, poder trabajar de lo que más te gusta y vivir de ello y vivir de la forma en que vives. Partiendo de esta base, no me parece que sean injustas las críticas porque el sueldo va también con eso. ¿Por qué el futbolista gana tanto? Porque mueve tanto. Pero claro, a la hora de mover tanto, entra también eso.

¿El dinero es lo que más les separa del aficionado?

B: ¿Sabes qué pasa? El problema es que la gente, en general, no es consciente, no sabe a lo que estamos expuestos. Y lo que implica. Y le preguntas a cualquier mujer de cualquier futbolista y te dice que es una vida muy jodida, el convivir con un personaje así.

I: Pero la gente piensa que no, que la vida de la mujer de un futbolista...

B: Pero porque no conoce. Por ejemplo, yo estoy seguro de que los futbolistas del Barça la noche del Liverpool no durmieron. ¡No durmieron! Al día siguiente fui al gimnasio y escuchabas los comentarios de la gente y decías “pero que ellos son los primeros que están jodidos”. Pero la gente no es consciente.

I: ¿Sabes qué pasa? Que sentimientos tenemos todos. Somos futbolistas, pero somos personas. Todas las personas tenemos sentimientos. Todas. Y hay gente que se piensa que no tenemos.

Bojan, junto a Ibai Gómez y su hija | VALENTÍ ENRICH

Al final es un tema de empatía.

B: Sí, el día ese en el gimnasio una persona dijo “ganan mucho dinero” y, obviamente, ganan mucho dinero, pero el hecho de ganar tanto dinero para la gente significa que no tenemos que tener problemas.

Porque para la mayoría de la gente el dinero suele ser su mayor problema.

B: ¡Si yo lo entiendo!

I: Pero problemas familiares tenemos todos, somos personas. Y hay veces que nos olvidamos de eso. Que tal vez tengamos también la culpa nosotros de ello porque muchas veces nos metemos en una burbuja de la que no queremos saber nada de fuera.

Ya.

I: Puede ser que tengamos también cierta culpa. No sé, que intentemos tener una barrera. Que yo intento no tenerla, sinceramente, siempre intento ponerme en el papel de cuando yo iba a pedir una foto a un futbolista. Y la felicidad que me daba… Pero en parte sí es culpa nuestra. A mí me fastidia. Lo que has dicho, la empatía esa de, joder, ves a un chico que su trabajo le ha salido mal y aunque no sea mi amigo, un conocido, está fastidiado. Pues me sabe mal, pero no estoy pensando en cuánto gana o deja de ganar, estoy pensando en el problema que ha tenido. Yo lo entiendo y es cierto que en el fútbol se gana muchísimo dinero, pero claro, tampoco tengo yo la culpa de que se gane tanto dinero.

¿Qué parte de culpa tienen los clubs, creando murallas alrededor de los futbolistas?

I: El club al final intenta proteger al jugador en el sentido de toda esta… Hay muchas opiniones de la gente que yo comparto, pero que son críticas constructivas. Las respeto y las comparto totalmente porque a todo el mundo no le puedes gustar. Habrá a quien le guste un jugador más talentoso, a otro un jugador más físico, a otro más alto… Pero hay otro tipo de de críticas que son destructivas y eso se ve en cuanto lo lees. Y hay veces que te intentan proteger de eso.

¿Y las que llegan a través de las redes sociales?

I: Ya, en ese sentido…

B: Es la mentalidad de cada club. Esto en Inglaterra no existe. La mentalidad de la gente, de los países, de los periodistas... En Inglaterra no hay tanta influencia a nivel de prensa.

Pero sí de aficionados.

B: Sí, pero no hay tanto contacto. Ahora porque hay redes sociales, pero la gente no tiene tanta información de lo que es el jugador. Y en España la mentalidad, en ese sentido, es mucho más agresiva.

I: Sí, LaLiga es así.

B: Es política de cada club. Pero en este caso el Barça, un club tan grande y con tanta repercusión, igual ahí la importancia de una declaración de un jugador tiene mucha más repercusión.

I: Por ejemplo, lo del tema económico, la gente de la calle se fija en mí, pues yo pongo el ejemplo con los jugadores de Madrid y Barça. Y digo, hostia, sí, ganan mucho dinero, pero no tiene que ser nada fácil porque es salir a la calle y ya está. Y es todo el día hablando de ti. Nada fácil.

¿Hay mucho ruido alrededor del fútbol?

I: A mí por suerte no me ha pasado eso de tener que desmentir ni nada así. Pero sí es cierto que hay que escuchar lo que dicen todas las partes porque muchas veces he leído cosas, lees un titular y dices “¡Dios!”.

B: Pero no es problema del periodista, sino de quien da la información, a quién le interesa dar la información y como la da. Luego eso lo lee el aficionado, pero de la realidad a lo que lee el aficionado un gran porcentaje de las situaciones no son reales.

I: Clarísimo. Hay un partido, un X contra Y, lees equis periódico y lees el otro periódico y te parece otro partido. Imagínate si va de un sitio a otro. Pues a uno le interesa sacarlo así y al otro le interesa sacarlo de otra forma. Y claro, esto también lo aprendes viviendo dentro de este mundo.

¿Molesta más la crítica de un periodista o la de alguien en Twitter?

I: Mira, a mí cuando hay una crítica destructiva yo creo que es porque hay algo: o no le caes bien por algo o… Y como es algo personal, pues le he quitado importancia. Es más, lo intento llevar con la máxima naturaleza. Pero sí que es cierto que me duele más de un periodista. Y te explico por qué. Porque gente en redes sociales que te critica de esa manera no pone ni nombre ni apellido y el periodista sí. Y al final le pongo cara y digo “¿de verdad tan poca empatía tienes?”. Al otro no le pongo cara. Puede ser cualquiera.

B: Así es como está la sociedad hoy en día. Nosotros lo vivimos como jugadores de fútbol, pero es un tema de toda la sociedad. No existe el respeto, se ha perdido, se han perdido los valores de educación. Todo, en general. La gente mira por ella misma, por aplastar al de al lado, se alegra de las derrotas del de al lado.

I: No somos capaces de decirle a un tío, “joda, qué bien haces eso”. Somos de decir “¿cómo puedes hacer eso así?”. Es lamentable, pero es así. No somos capaces de elogiar a los demás. Pero no solo en el fútbol, en todo. Y es porque yo creo que hay mucha envidia, mucha envidia.

B: Esto es muy difícil cambiarlo porque estamos inmersos en un momento de la historia donde hay mucha información, la gente tiene acceso a todo y cuanta más información tenemos, más ignorantes somos.

I: Es que te critican hasta la ropa. Y escuchas al de al lado y dice “mira cómo viste este”. ¿Y el de la foto de al lado que viste increíble? ¿Por qué no le dices también que viste increíble?

Que cada uno vista como quiera, ¿no?

I: Me refiero a que siempre enfocamos a lo malo de la gente. Y eso no lo entiendo. Y sin ninguna duda la gente sería más feliz. Porque, al final, lo que tu das es lo que te va a venir.

El karma.

B: La satisfacción que da cuando reconozco algo no me la puedo imaginar criticando a alguien. Incluso en privado, si alguna vez he criticado algo me siento mal. Imagínate en público. Mi forma de ser no puede aceptar eso. ¡Es que no puede ser!

¿Son personas espirituales?

I: Yo religioso no soy, pero sí espiritual sí puedo ser en el sentido que creo mucho en el entorno que te rodea, en la energía. Si tienes un entorno positivo, es imposible que tengas una mentalidad negativa. Si das cosas positivas, es imposible que te vengan negativas. Yo estoy con mi mujer en casa y si los dos tenemos un rollo positivo, es imposible que salga algo negativo de ahí. En cambio, si saco algo negativo a ella también le viene, pero luego me viene a mí de vuelta.

B: El año pasado, por ejemplo, en el vestuario del Alavés estábamos en una situación jodida y se generó un ambiente que yo previamente había vivido en otros vestuarios. Pero desde que llegó el ‘Pitu’, se creó un ambiente genial. No digo que tengas que llevarte bien entre todos los compañeros, pero el ambiente era positivo.

I: Y lo mismo con la afición. Tu sales al campo de Mendi (Mendizorroza) y se respira un ambiente positivo. Eso es positivismo. Y lo que dice él, el vestuario, el año pasado, la situación que teníamos era horrible, pero el ambiente en el vestuario era bueno. Se juntó todo, vino el míster con buen ambiente...

B: Por eso se sacó. Porque en el mes de diciembre estábamos en segunda ya.

I: Claro, se juntó todo, un ambiente positivo que hizo que….

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil