Sport.es Menú

El gran día de Guadalupe Porras

La asistente extremeña debuta oficialmente en el Mallorca - Eibar

Se convierte así en la primera mujer que actúa en un partido de Primera División

Guadalupe Porras debutará en Mallorca
Guadalupe Porras debutará en Mallorca | EFE

Ramón Fuentes

Por fin ha llegado el día por el que Guadalupe Porras lleva soñando desde que entro en el mundo del arbitraje hace ahora 16 años. Esta tarde la asistente extremeña hará historia al convertirse en la primera mujer que participar en un partido de Primera división. Será en Soint Moix en el histórico regreso del equipo mallorquín a la máxima categoría donde el arbitraje español de un salto más al contar por primera vez con una mujer dentro del equipo arbitral del fútbol profesional. 

Para este histórico debut,  Guadalupe Porras va a estar acompañada de Melero López, árbitro principal del encuentro, junto al otro asistente Jose Luis Martinez Serrano y con el catalán Medie Jimenez desde la sala de VOR de la Ciudad del Fútbol de las Rozas como VAR y el asistente de Primera Juan Carlos Barranco como AVAR. El cuarto colegiado también en el mismo césped del Estadio de Soint Moix será Francisco Jose Hernández Maeso. 
Vamos a asistir a un hecho histórico cuando Guadalupe Porras, de 31 años de edad, salte al césped del estadio mallorquín. Un ejemplo más del crecimiento y posicionamiento de la mujer en el mundo del deporte y el arbitraje en particular. Es el premio a los 16 años que lleva trabajando Guadalupe en el arbitraje y después de pasar cinco años en categorías regionales, uno en Tercera división, ocho en Segunda división B y los dos últimos años en Segunda división. 

Guadalupe Porras derriba así una barrera, pero solo una. Quedan muchas. Por ejemplo, de los 1.317 colegiados y asistentes que había la temporada pasada entre Primera y Tercera, apenas 36 (un 2,7%) eran mujeres, un dato que ayuda a poner en valor el debut de Guadalupe en la máxima categoría del fútbol español. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil