La decisión final de dar por concluida la Liga la tendría Rubiales

Solo tendría efecto en caso de que no hubiera acuerdo entre la Liga y la FEF...

Pero ahora ambas partes abogan por la continuidad del campeonato

Rubiales tendrá la última palabra si no hay acuerdo
Rubiales tendrá la última palabra si no hay acuerdo | EFE

La decisión adoptada por la liga belga de dar por concluida la Liga vuelve a generar la duda sobre que sucedería en España en el caso final que no pudieran reanudarse la competición o que, como sucede en tierras belgas, se decida por dar por concluida la temporada. 

Ramón Fuentes

Una decisión que en nuestra liga deben adoptar consensuadamente las dos partes según recoge el Convenio de Coordinación entre la Liga y RFEF renovado el pasado mes de julio por los próximos cinco años. 

Debemos empezar diciendo que disciplinariamente es la RFEF según recogen los Estatutos del estamento federativo. Así está recogido en el artículo 42 relativo al régimen disciplinario. Así le confiere la potestad para poder adoptar cualquier decisión en los partidos por causas de fuerza mayor. Textualmente dice "Suspender, adelantar o retrasar partidos y determinar la fecha y, en su caso, lugar de los que, por causa reglamentaria, razones de fuerza mayor, o disposición de la autoridad competente, no puedan celebrarse el día establecido en el calendario oficial o en las instalaciones deportivas propias".

En otro punto del mismo artículo hace referencia directa a la clasificación: "Resolver, también de oficio o por denuncia o reclamación, cualesquiera cuestiones que afecten a la clasificación final y a las situaciones derivadas de la misma, como ascensos, descensos, promociones y derechos a participar en otras competiciones internacionales, nacionales o territoriales".

Acuerdo

Pero en el caso del fútbol profesional esta decisión debe tomarse  entre la Liga y la RFEF. Así esta recogido en el Convenio Colectivo firmado el pasado mes de julio y que tiene una vigencia de cinco años. Concretamente en su punto cuarto relativo a las materias sujetas a coordinación entre la Liga y RFEF y que dice textualmente lo siguiente: “las propuestas sobre el desarrollo de la competición, clasificación final y determinación de los clubes vencedores corresponden a la Liga que necesitará el previo acuerdo de la RFEF para llevarlas a efecto”.

Y para ello el propio punto del convenio establece que “se creará una comisión formada por el Secretario General de la RFEF y la persona que designe la Liga y sus respectivos Jefes de Competiciones, al objeto de analizar los cambios reglamentarios necesarios a fin de que esta Comisión sea competente para todo lo que sea referente a eventualidades deportivas durante la competición”. Solo en caso de no existir acuerdo entre las dos partes será cuando la decisión final la tendría el presidente de la RFEF, Luis Rubiales: “En caso de desacuerdo será el presidente de la RFEF, u órgano en el que este delegue, el que decidirá finalmente”.

En este caso extremo Rubiales o el órgano que decidiera podrían acogerse al artículo 42 anteriormente mencionado de los Estatutos de la RFEF que hace referencia a esta decisión. 

De momento tanto la Liga y la RFEF abogan por acabar la competición en la misma línea que la UEFA que no entiende esta decisión prematura en la liga belga. La liga ya mantiene contactos con todos los afectados para que esto se produzca. 

En el caso de la RFEF ya hizo una circular el pasado 17 de marzo donde incidía en este asunto. En la misma abogaba a que "deben deben adoptarse decisiones inmediatas con el objeto de eliminar cualquier tipo de incertidumbre sobre los resultados de las competiciones deportivas que no benefician a nuestro deporte. Deben quedar claros, de manera urgente y sin más dilaciones, los criterios deportivos que deben aplicarse en los diversos escenarios que pueden presentarse y zanjar así cualquier duda". Para continuar argumentando que la RFEF ha mantenido desde el primer momento que se dio esta extraordinaria situación "la necesidad de establecer un marco de equidad deportiva que garantice los valores esenciales del deporte y también los que afectan a "ascensos, descensos , campeones y otras circunstancias especiales".

Por todo ello, y en la línea de UEFA, considera clave hacer "compatibles nuestras competiciones nacionales con las competiciones internacionales" siempre buscando "la igualdad de la competición y la consecución de los resultados en los terrenos de juego".

Las claves

Considerando todos estos elementos, la RFEF se sumaba así a la teoría que defendida desde el principio por la Liga de Fútbol Profesional, y que se ampara en varios pilares claves:
1.- Siempre que existan fechas suficientes hasta el 30 de junio y no se ponga en peligro la salud de los profesionales del fútbol "deberían disputarse todos los partidos pendientes hasta completar la competición". 
2.- Habiendo fechas para esta disputa la RFEF no es partidaria de jugar "a puerta cerrada y menos aún existiendo otras opciones que permitan acabar con todas sus aficiones". Si bien deja claro que es una decisión de los clubes.
3.- Considera que no respetaría los valores esenciales del deporte "finalizar la temporada sin haber disputado todos los encuentros programados ni considerar como no celebrada toda la competición".

Por todo ellos aboga por acabar siempre la competición utilizando incluso el "período de la temporada 2020/2021. Para la temporada 2020/2021 sería necesario establecer unas nuevas reglas de competición". 
Temporada 2020-2021 que la RFEF entiende podría comenzar una vez que los jugadores, equipos técnicos tuvieran el debido descanso y con "unas reglas excepcionales conocidas por todos los clubes desde su inicio".
Las normas de la competición se ajustarían y se adaptarían de manera extraodinaria al numero de jornadas que de las que se pudiera disponer una vez conocido el final de la temporada anterior, los encuentros internacionales que se debieran disputar y las fechas de los mismos. 

Incluso aboga por eliminar los partidos a doble vuelta: "se jugarían de manera extraordinaria en la temporada 2020-2021 con el modelo que permitiera el calendario, sea a una sola vuelta, sea un modelo de fase grupos, con cabezas de serie, formato play-off, con una combinación de los anteriores y siempre con unas reglas previamente conocidas".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil