Braithwaite y Dinamarca se agarran a su última opción

El combinado danés necesita ganar y esperar otros resultados para ser segundos o entrar como uno de los cuatro mejores terceros

A los rusos les vale el empate para meterse en los octavos de final como segundo, siempre que los finlandeses no derroten a los belgas

Braithwaite celebrando su gol con Dinamarca
Braithwaite celebrando su gol con Dinamarca | EFE

Sport.es

Con cero puntos en su casillero tras dos derrotas inmerecidas y en medio de un tobogán de emociones por el drama vivido con su estrella, Christian Eriksen, Dinamarca llega a la última jornada sin otra opción que ganar frente a una Rusia a la que le vale un empate.

Hace poco más de una semana la "Dinamita roja" llegaba en un ambiente de euforia, avalada por su buenos números (solo dos derrotas en cinco años) y por el hecho de jugar por primera vez en casa un gran torneo. Ahora se encuentra al borde del precipicio, pero si gana, puede acabar incluso segunda de su grupo.

Nada se entiende sin el colapso sufrido por Eriksen en el minuto 43 contra Finlandia. El partido se reanudó casi dos horas después y los finlandeses, en su único tiro a puerta, marcaron frente a un rival muy superior pese a la ansiedad.

Cinco días después y en un ambiente desatado, Dinamarca se comió a Bélgica en una primera parte sobresaliente, pero acabó cediendo a la calidad de De Bruyne y Lukaku. Ningún equipo tira más en todo el torneo que Dinamarca (45 disparos), el segundo que más balones recupera. Pero eso no le ha valido para sumar siquiera un punto. "Surrealista", ha dicho el seleccionador danés, Kasper Hjulmand.

La obligación de ganar y la menor entidad del rival hace suponer que Dinamarca regresará a la línea de cuatro atrás y que el jovencísimo Damsgaard, que impresionó contra Bélgica, seguirá "haciendo" de Eriksen. La duda será quién ocupa el puesto de delantero centro, Wind o Dolberg. O si Hjulmand sorprende con el extremo Skov Olsen y mueve al medio a Braithwaite o a Poulsen.

A los rusos les vale el empate para meterse en los octavos de final como segundo, siempre que los finlandeses no derroten a los belgas. La victoria por la mínima ante Finlandia fue un alivio para el seleccionador ruso, Stanislav Cherchésov, muy criticado después caer con claridad ante los "diablos rojos" en la primera jornada.

Por eso, es probable que insista en colocar juntos en el once titular a los futbolistas más creativos del equipo: Miranchuk y Golovin. Hay más dudas con el goleador ruso Artiom Dzyuba. Se le ve cansado y sin chispa en esta Eurocopa. El que parece recuperado de su dolorosa caída contra los finlandeses es Mario Fernandes, un jugador vital en el esquema de Cherchésov. El sábado entrenó junto al resto del grupo, por lo que se espera que vuelva a ocupar el lateral derecho.

La duda está en si los rusos insistirán en jugar con el medio defensivo Bárinov como tercer central o Cherchésov recuperará finalmente a uno de sus favoritos, Fiódor Kudriashov, que se perdió los dos primeros partidos por una inoportuna lesión, pero que ya entrena con normalidad.

Alineaciones probables:

Dinamarca: Schmeichel; Wass, Kjær, Christensen, Mæhle; Delaney, Damsgaard, Højbjerg; Braithwaite, Wind o Dolberg, Poulsen.

Rusia: Safónov; Mario Fernandes, Dzhikiya, Divéev, Kudriashov o Bárinov, Kuzyáev; Ozdóev, Zobnin; A.Miranchuk, Golovín y Dzyuba.

Árbitro: Clément Turpin (FRA).

Estadio: Parken Stadion (Copenhague)

Hora: 21.00 (19.00 GMT).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil