Ni Benfica ni Oporto aprovechan el tropiezo del Sporting

O'Clássico nulo entre dragones y águilas, que seguirán a cuatro puntos del liderato

El Sporting de Lisboa empató a uno ante Río Ave pero es el gran ganador del derbi de Portugal

Marchesin intenta detener un disparo de Vertonghen
Marchesin intenta detener un disparo de Vertonghen | EFE

Sport.es

Un O’Clássico desperdiciado para Benfica y Porto. El vencedor fue un Sporting de Lisboa que había empatado horas antes ante Río Ave y que mantiene la distancia con sus dos máximos rivales al frente de la clasificación. Cuatro puntos de oro después del empate a uno entre dragones y águilas.

FICHA TÉCNICA

Primeira Liga

OPO

1-1

BEN

Oporto

Marchesin; Nanu, Pepe, Mbemba, Sanusi (Joao Mario, 82'); Corona, Oliveira (Grujic, 90+8'), Uribe, Luis Diaz (Leite, 82'); Marega (Evanilson, 90+2') y Taremi

Benfica

Odysseas; Gilberto, Otamendi, Vertonghen, Nuno Tavares; Pizzi (Chiquinho, 77'), Weigl, Rafa (Waldschmidt, 90+2'), Grimaldo (Everton, 83'); Seferovic y Darwin

Goles

0-1 M. 17 Grimaldo. 1-1 M. 25 Taremi.

Árbitro

Luís Godinho. TA: Pepe (51'), Corona (64'), Marega (74'), Marchesin (90+5')/ Pizzi (50'), Tavares (54'), Chiquinho (77'), Vertonghen (84'). TR. Taremi (73')

Estadio

Estadio do Dragao. Puerta cerrada.

Los de Jorge Jesus tomaron la delantera en el minuto 17 tras una excelente jugada combinativa al primer toque entre Seferovic y un Grimaldo que definió como si de un ‘9’ se tratara. Poco le duró la alegría al Benfica porque  menos de diez minutos después llegaba la igualada.

Un despiste defensivo permitió a Corona recibir un balón dentro del área para asistir a un Mehdi Taremi que no tuvo su mejor remate pero al que si le acompaño la fortuna para que el balón terminara al fondo de las mallas.

Un Mehdi Taremi que hizo temblar a los aficionados del Oporto y también los del Sporting de Portugal que de bien seguro rezaban por el empate. El VAR vio más que amarilla en su entrada a falta de 20 minutos para el final y el colegiado cambió la amarilla por la roja. Se quedaban con diez los de Conceiçao que además ya venían sufriendo en los minutos previos a la expulsión.

El Benfica se hizo dueño y señor del partido desde ese instante pero el segundo gol no llegó. Los más contentos de todos están en Lisboa, pero la parte verdiblanca de la ciudad. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil