Alexia Putellas: La joya de la corona

Alexia Putellas: La joya de la corona

Alexia Putellas es una de las cracks del Barça femenino
Alexia Putellas es una de las cracks del Barça femenino | VALENTÍ ENRICH

Futbolista. No quiere ni calificativos, ni aliños ni aditivos. Por encima de cualquier otra cosa es una profesional del fútbol que ama lo que hace. “Sí, lo reconozco: soy una privilegiada. Mi pasión es mi trabajo”. Alexia Putellas es una mujer muy joven con las ideas muy claras. Y no le viene de ahora. Tenía 7 años y ya sabía lo qué quería mientras buscaba ganarse el puesto en un equipo. Ahora, con 22, es un nombre propio –y con mayúsculas- del fútbol femenino y una de las jugadores con más clase en el terreno de juego que estos ojos han podido ver. Ponemos punto y final a la temporada del Barça Femení con ella en la playa del Bogatell. Con un balón entre el cielo y el suelo. Exigente, timida y tranquila. Alexia no se conforma con el hecho “de haber realizado una muy buena campaña, jugar una Champions o, a nivel personal, marcar un montón de goles. Nos hubiera encantado revalidar el título de Liga y llegar más lejos en Europa. Tengo una espinita clavada. Pero como estamos en época de exámenes y hay que poner nota, a la temporada le doy un notable alto”. Y a ella, también. Su progresión es brutal. Su cartel, impresionante. En pocos días se va a su isla fetiche, Menorca, y después a Miami. La esperan un campus de fútbol femenino, unas ponencias y muchos entrenamientos. “Quiero ver y vivir otra sociedad –explica- además de crecer y aprender todo lo que pueda”. Atrás quedarán unos meses “alucinantes, con un montón de sensaciones. Por ejemplo, la de vernos en una portada como la de Sport, con el Barça Femení como protagonista. Recuerdo que bajé a tomar un café y cuando la vi me dije: ‘¡Ostras, si somos nosotras!’. Debería ser algo normal, sí… Pero seguimos trabajando y luchando para hacernos un sitio, el que nos corresponde, a todos los niveles. En otros países nos llevan 50 años de ventaja. ¿Mentes cerradas? Aún quedan unas cuantas…” Coge el balón. Juega con él. Lo domina, lo conoce y lo controla. “Este trabajo es un 90 por ciento de sacrificio y un 10 por ciento de suerte. La constancia es el camino. No hay más”, señala la jugadora. No sé hasta qué punto es consciente de su valor pero es una joya. Alexia brilla en un mundo en el que lucirse es caro.

NO TE PIERDAS EL SPORT&STYLE DE ESTA SEMANA

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil