Sport.es Menú

Plaza: "En la Copa de España vimos que podría ser nuestra temporada"

El técnico azulgrana ha atendido a SPORT justo antes de iniciar unas merecidas vacaciones

"Ahora los objetivos son mantener el nivel y que el equipo no se duerma", afirma el gerundense

Andreu Plaza respiró tranquilo tras conquistar la Liga en el Palau
Andreu Plaza respiró tranquilo tras conquistar la Liga en el Palau | JAVI FERRÁNDIZ

En su tercera temporada en el banquillo, Andreu Plaza ha dirigido con maestría al Barça Lassa a la conquista del tercer 'triplete' en la historia de la sección.

Primero llegó la Copa de España en Valencia, después el equipo azulgrana revalidó la Copa del Rey en Ciudad Real y el pasado domingo el equipo alzó en el Palau su cuarta Liga tras derrotar a ElPozo en la final.

Sin apenas tiempo para celebraciones, el técnico azulgrana ha volado este domingo por la noche para iniciar unas breves vacaciones familiares. Sus otros dos viajes serán de trabajo, ya que estará en un campus en el Líbano y en otro en San Francisco (Estados Unidos).

Desde la puerta de embarque en El Prat, Andreu Plaza atendió a SPORT en una larga conversación en la que analizó el proceso hacia la excelencia y habló sobre el futuro del equipo.

¿Cómo ha vivido el título de Liga?

Con mucha alegría y después con un poco de tranquilidad, porque dejamos ir toda la adrenalina entre la celebración en la pista y en la fiesta del club. Después, volviendo a Girona con la familia, pues una satisfacción muy grande después de una temporada terrorífica llena de viajes y partidos. Físicamente hemos acabado todos muy desgastados.

El equipo ha confirmado su continua línea ascendente…

Eso es lo mejor de todo. Empezamos hace tres años con un proyecto nuevo y estas cosas necesitan un tiempo que es difícil de cuantificar. Se ha tenido paciencia para consolidarlo, aunque la verdad es que nunca sabes si está consolidado del todo, porque mantenerse es más difícil que llegar.

¿Ve un ciclo ganador como el que vivió el equipo a principios de la década?

Hemos vivido la evolución lógica de un trabajo de tres años con una plantilla muy parecida y eso también ayuda. En este tiempo hemos recorrido el camino que necesitábamos. No sé si hemos llegado para quedarnos, pero lo vamos a intentar con todas nuestras fuerzas.

Su primera temporada empezó con el KO ante el Levante en octavos de la Copa del Rey… ¿Tuvo dudas?

No. Era muy al principio, teníamos muchos problemas de lesiones y tampoco era fácil trabajar con algunos jugadores que no eran los que queríamos, que no habíamos fichado nosotros. Llegamos con plantilla hecha. Esa eliminación nos generó frustración, pero no tuvimos demasiado tiempo para pensar.

Después llegó la eliminación ante Xota en cuartos de la Copa de España

Fue otra hostia sin haber digerido del todo la anterior. Ahí más que dudas, teníamos las orejas levantadas para ver lo que necesitábamos. Veíamos que la cosa no iba bien. No había sintonía con según qué jugadores y así es difícil.

¿Siempre se ha sentido respaldado?

Sí. En cuanto a la persona que tengo por encima, que es Txus (Lahoz), su respaldo ha sido indudable y continuo. Después, por lo que he escuchado de Albert Soler, de Vidal-Abarca y de la gente que está por encima, también. Siempre se ha tenido paciencia con el proyecto.

¿Lo sucedido con Marc Tolrà fue uno de sus momentos más duros?

Sí. Yo apreciaba y aprecio a Marc como persona, pero ya había tenido alguna dificultad con él en el filial cuando era más joven. Es un jugador muy exigente, a veces incluso intransigente. Siempre quiere rozar la excelencia y es complicado. Quizá en el Barça B tuve más paciencia, pero en el primer equipo no me estaba ayudando y decidimos que lo mejor era separar los caminos. Una situación así no es buena para nadie.

¿Cómo evolucionó el equipo la pasada temporada?

Ajustamos alguna pieza más, aunque no pudimos completar la plantilla como habríamos querido. Douglas Jr. se lesionó de gravedad cuanto estaba todo hecho. Pensábamos que la pieza perfecta para cerrar el círculo. Tuvimos que buscar un cierre y Boyis era la mejor opción. La plantilla estaba cerrada y solo nos quedaba trabajar para seguir acoplando las piezas. Ganamos la Copa del Rey, jugamos la final de la Liga y las semifinales de la Copa de Europa.

El Barça Lassa revalidó la Copa del Rey en Ciudad Real | EFE

¿Esa Copa del Rey fue clave?

Era una asignatura pendiente muy importante. Teníamos que volver a ganar fuese lo que fuese. Después tuvimos la mala suerte de perder la final de la liga por penaltis y eso lo dejó todo en un aprobado justito bastante mediocre.

¿Cuándo entendió que ésta sería la temporada?

Lo veíamos. Sobre todo después de la Copa de España, que hicimos tres partidos muy serios y la ganamos con solvencia. Supimos gestionar el resultado en partidos de pocos goles y en final después del empate de ElPozo volvimos a marcar y vimos que la madurez era otra. 

Pese a la decepción de la Copa de Europa

Es verdad. Nos hacía mucha ilusión, pero las bajas de Ferrao y de Marcenio en las semifinales nos hicieron mucho daño. Volviendo de Almaty no estábamos seguros de cómo iría la Copa del Rey por el tema físico. Jaén nos enganchó bajos en la primera parte y fue superior. Aterrizamos tarde, pero dimos la vuelta a la final y eso nos reafirmó más. Después en la liga sabíamos que las eliminatorias serian muy duras y creo que hemos merecido el título, sinceramente.

¿Cómo se gestionó la baja de Dyego en la final?

Cuando supimos la lesión que sufrió Dyego en el tercer partido de ‘semis’, nos dijeron que no podría jugar los dos primeros de la final. Esperamos a su evolución y ahí nos explicaron que si arriesgábamos, lo podríamos perder hasta octubre. El doctor Pruna (jefe de los servicios médicos del club) nos dijo que no lo veía y, claro era una baja brutal. Era como si a ElPozo le quitas a Miguelín, a Álex o a Pito.

Y la respuesta del equipo fue excelente...

Nos hemos autoexigido mucho y cada uno ha dado un poquito más, aunque en la final el gran protagonista ha sido Sergio Lozano. Ha sabido echarse el equipo a sus espaldas, dirigir las operaciones y enfrentarse a un jugador muy grande como Pito.

¿Qué les ha dado Marcenio desde su llegada en enero?

Equilibrio, seguridad, veteranía, experiencia y liberar a Sergio de cierre. Ha cubierto las expectativas más altas. Es muy inteligente, entiende el juego y es una de las piezas que nos faltaba. Y es muy buen defensor. Le falta un poco de gol, aunque ha marcado alguno muy importante.

¿Qué me diría de Ferrao? 

No para de superarse. Además, ha mejorado mucho en defensa y cada vez entiende mejor las situaciones de partido y que no tiene que jugar todos los minutos. A veces ha costado explicarle que no es el ideal en alguna situación, pero ya lo ha entendido. Nos respetamos mucho y estamos encantados con él.

Andreu Plaza y Miguel Andrés, con Sergio Lozano en el Palau | JAVI FERRÁNDIZ

¿Y de Sergio Lozano?

Después de su calvario con las lesiones y de alguna desgracia familiar, ha resurgido con una fuerza y una capacidad de liderazgo que yo empezaba a dudar que pudiese ejercer. Antes estaba limitado y ahora su estado de forma es magnífico. Es una pieza determinante para el equipo y confiamos plenamente en él.

¿El equipo tiene margen de mejora?

Claro, sobre todo en la defensa de la estrategia. Ahí tenemos muchas distracciones, no somos muy agresivos y hay que mejorar, porque los equipos cada vez nos basamos más en la pelota parada. Hay que ser mucho más fuertes.

¿La afición ha sido decisiva?

En Murcia había más gente, pero no animan todo el rato como en el Palau y se callan en los momentos malos. Y eso mete más presión. Aquí están los 40 minutos dale que te pego y cuando estamos mal es cuando más aprietan. Son una parte importantísima.

¿Qué espera de la próxima temporada?

Mantener el nivel de equipo, de grupo, mejorar algunas cosas y que el equipo no se duerma con estos tres títulos. Tenemos objetivos muy bonitos como la Copa de Europa y seguir ganando, que de eso no se cansa uno nunca.

¿Tienen futuro en el equipo Boyis, Arthur, Roger y Rivillos?

Tienen contrato y, por tanto, futuro inmediato. El ejemplo es Joselito, que estaba fuera hace dos años y a base de trabajo ha pasado a ser importante. Si dan el nivel, por supuesto que jugarán. El Barça es un ‘devorajugadores’ y aquí nadie tiene más oportunidades de la cuenta. En cuanto a los nuevos, todos han dado lo que esperaba menos Dídac, que ha estado a un nivel brutal como si llevase aquí toda la vida. Su fortaleza mental es enorme y ha demostrado que es un crack, un portero de presente y de mucho futuro.

¿No echarán en falta a Leo Santana? 

Tomamos la decisión por muchas variables. Es uno de los jugadores ‘top’ en sueldo y su trascendencia en el equipo no iba en consonancia. Además, buscábamos un jugador con otras características. Su profesionalidad ha sido admirable y estoy muy contento con él también a nivel personal.

¿No habrá más cambios en la plantilla (además de la llegada de Daniel)?

No, ninguno más.

Entonces… ¿seguirá Juanjo? 

Segurísimo. Y no es descartable que se quede otras dos temporadas más. Hemos hablado con él y ya no hay ‘caso Juanjo’. Le hemos demostrado con hechos que confiamos en él. Él y Dídac han jugado en la semifinal y en la final. Nuestra portería es una garantía.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil