Sport.es Menú

Exclusiva: La RFEF quiere una nueva Liga Nacional de Fútbol Sala

Siguiendo los cambios que ha aplicado en la liga femenina, Segunda B y Tercera

La RFEF ofrece a los clubes cerca de 2 millones de euros por los derechos de televisión

Luis Rubiales, presidente de la RFEF
Luis Rubiales, presidente de la RFEF | EFE

Ya el pasado 12 de julio nos hacíamos eco en el diario SPORT del conflicto que viene al respecto del fútbol sala español con la RFEF. En los mismos términos del que acaba de suceder en la liga femenina o que puede estallar en Segunda B y Tercera división una vez que, como ya explicamos la pasada semana, el estamento federativo ha incluido en sus normas de competición el control sobre los derechos audiovisuales de los clubes de ambas categorías.

Ramón Fuentes

Volviendo al fútbol sala, el 12 de julio adelantamos la circular que desde la RFEF se remitió a todos los clubes de Primera y Segunda división a un encuentro este jueves en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas presidido por el propio presidente de la RFEF, Luis Rubiales. Reunión a la que están convocados el Director de Competiciones de la RFEF, Secretario General del Fútbol Sala y el Presidente del Comité Nacional de Fútbol Sala. En la circular, a la que ha tenido acceso SPORT, no está citada la LNFS que lleva organizando la competición los últimos 30 años.

Ya entonces dejamos entrever que este encuentro tenía como argumento los derechos de televisión. Algo que desde SPORT podemos confirmar a raíz de los últimos datos que tenemos en nuestro poder. Es más la intención de la RFEF, en la línea emprendida en otras competiciones, quiere poner en marcha una nueva Liga Nacional de Fútbol Sala.

Porque, según ha podido saber este periódico, desde la RFEF se mantuvo a principios del mes de julio, nueve días antes de la Asamblea de la LNFS,  un encuentro con varios clubes donde se les habría ofrecido un contrato audiovisual de cerca de 2 millones de euros; además de la posibilidad de un cambio en la presidencia de la entidad que actualmente preside Javier Lozano y un traslado de la sede actual de la LNFS a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

No olvidemos que la Liga tiene actualmente un acuerdo para la emisión de un partido en abierto, desde esta temporada en el canal GOL, y el resto a través de la OTT de la Liga de Fútbol Profesional por cinco años por el que recibe un millón de euros anuales para sus clubes. Algo que la RFEF entiende no ha autorizado en ningún momento, tal y como recoge el nuevo convenio Liga - RFEF al que hemos tenido acceso. Textualmente dice lo siguiente: "En cuanto a la Liga Nacional de Fútbol Sala se refiere y con quien la liga tiene un acuerdo hasta la 2023-2024 para la comercialización de sus derechos audiovisuales, la RFEF declara que la LNFS no ha solicitado en ningún momento a la RFEF está autorización preceptiva de estos derechos, reservándose desde la RFEF las acciones legales que pudieran derivar de ello".

No sólo eso, además la propia LNFS junto a Proliga (clubes de Segunda B y Tercera) y la Asociación de Clubes femeninos tienen recurridos los Estatutos aprobados en la Asamblea de la RFEF del pasado 10 de junio donde se recogía una modificación que deja la puerta abierta al control por parte de la RFEF de los derechos audiovisuales de todas las competiciones que organiza. Estatutos que todavía no han sido aprobados por la Comisión Directiva del CSD, quien por cierto todavía no ha recibido a las tres partes afectadas como así solicitaban en el escrito enviado al máximo organismo del deporte español.

Pero hay más cosas, a las que ha tenido acceso SPORT, que hacen ver el conflicto que puede surgir en el fútbol sala con este cambio que pretende emprender la RFEF. Por un lado está que la LNFS lleva gestionando la competición desde hace 30 años, si bien es propiedad de la RFEF según recoge la Ley del Deporte de 1990.

Una LNFS que, según ha podido saber SPORT, se financia sin subvenciones externas y que abona a la RFEF alrededor de un millón de euros por temporada en conceptos como arbitrajes, licencias, sanciones etc..Y donde además los clubes tienen cedidos los derechos audiovisuales a la propia LNFS para su comercialización conjunta.

En la Asamblea de la LNFS celebrada el 11 de julio todos los clubes acordaron por unanimidad, y en votación individual, la unión de todos los clubes para negociar el convenio con la RFEF. Decisiones que desde el estamento federativo consideraron nulas conforme le hicieron saber a la propia Liga de Fútbol Sala en un escrito enviado posteriormente. Ese mismo día se enviaba la circular invitándoles a la reunión de este jueves en la Ciudad del Fútbol.

Detrás de todo esto subyace también las diferencias existentes entre el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, con su homónimo en el fútbol sala, Javier Lozano.

Así por ejemplo el ex seleccionador nacional español no está en la actual Junta Directiva, órgano del que venía formando parte desde que accediera a la presidencia de la LNFS en el 2009. Como tampoco está incluido entre los miembros natos de la Asamblea que ha propuesto la RFEF en sus nuevos Estatutos y donde si están otros representantes del colectivo como los presidentes de las asociaciones de jugadores o jugadoras de Fútbol. Los jugadores, árbitros y entrenadores ya forman parte de la Asamblea actual de la RFEF.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil