Este es el conflicto RFEF y la Liga Nacional Fútbol Sala por la Copa de España

La RFEF, una vez que rechaza que la Liga inicie cualquier organización de la Copa, le invita a colaborar

La Liga le expone claramente en su último escrito que serán los clubes quienes lo decidan

Luis Rubiales, presidente de la RFEF
Luis Rubiales, presidente de la RFEF | EFE

Desde el pasado 25 de noviembre os venimos contando en exclusiva el capítulo actual del enfrentamiento directo entre la RFEF y la LNFS con motivo de la Copa de España. Conflicto del que ahora SPORT os puede dar aún más detalles al respecto, partiendo siempre de la noticia adelantada ya entonces acerca de que el estamento federativo ha decidido asumir todas las competencias de la organización de este torneo que la Liga viene organizando los últimos treinta años.

Ramón Fuentes

Partamos pues del primer escrito que se remonta al pasado 11 de noviembre y donde Javier Lozano, presidente de la LNFS le recuerda a la RFEF la inminente celebración de la Copa de España prevista del 5 al 8 de marzo del año próximo en Málaga. Es en el último párrafo donde textualmente solicita al organismo federativo "formal y fehacientemente autorización expresa para la organización del citado torneo como en las ediciones anteriores, debiendo recibir respuesta en un plazo máximo de siete días, con e fin de no perjudicar a terceros".

En referencia a acuerdos firmados por la propia Liga desde hace meses en cuanto a dotación hotelera etc.. La respuesta de la RFEF, como ya detallamos el pasado 25 de noviembre, no pudo ser más contundente. Es su secretario general Andreu Camps quien en un escrito de un folio fechado el 15 de noviembre le recuerda que las competencias para la organización de las competiciones de carácter estatal de fútbol sala corresponde a la RFEF y que la Copa de España es una de ellas.

Por ello da traslado de esta solicitud a la subcomisión de clubes constituida desde que en octubre la RFEF decidió asumir todas las competencias del fútbol sala e insta a la Liga a que, mientras no exista un posicionamiento se abstengan desde la LNFS de "desarrollar actividad alguna que vaya en contra de las competencias de la RFEF".

Justamente el día 25 del pasado mes cuando en SPORT anunciamos la noticia, la RFEF remite otro escrito a la LNFS donde, una vez reunida la Subcomisión, acuerdan mantener una reunión para buscar vías de colaboración con la liga "en determinados aspectos de la organización logística" de la Copa.

Insistiendo en su propiedad en las competencias, dice estar encantado que la Liga "pueda colaborar en aspectos logísticos y organizativos", estando además "abiertos a que el personal de la LNFS pueda colaborar con la RFEF a la mejor organización del evento": En el mismo además el Secretario General solicita tener una respuesta antes del pasado 2 de diciembre.

Es decir claramente la RFEF le expone que la Liga no tiene capacidad alguna para organizar el torneo y que, como mucho, podrá colaborar junto al estamento federativo en la puesta en marcha del mismo. La LNFS responde el citado 2 de diciembre en otro escrito donde le recuerda a la RFEF que han sido ellos quienes han venido organizando este torneo durante los últimos treinta años "en perfecta armonía y coordinación con la RFEF, basada en una confianza mutua sin importar que el convenio entre ambas estuviera o no vigente".

La inexistencia del mismo es el argumento esgrimido desde la Ciudad del Fútbol para asumir a mediados del pasado mes de octubre todo el control del mundo del fútbol sala. En el mismo escrito la Liga recuerda lo que viene suponiendo en cuanto a impacto internacional esta Copa en sus treinta ediciones anteriores para argumentar además que "como quiera que esta oferta de colaboración" se aleja de lo que ha venido sucediendo hasta ahora, deja en manos de la Asamblea de clubes, tal y como también contamos en SPORT, para que decidan si aprueban este nuevo escenario.

Es el último parrafo además donde dice textualmente que "debido a la urgencia del calendario, si ustedes desean adelantar algunos aspectos más concretos de la colaboración, se lo agradeceríamos enormemente", de cara precisamente a presentarlo en la citada Asamblea. Ese mismo 2 de diciembre se produce la respuesta desde la Ciudad del Fútbol de las Rozas en otro nuevo escrito donde, después de recordar la necesidad que la LNFS mostró en su primera circular y que no parece deducirse de la última donde textualmente dice que "preferis dilatarlo hasta, como mínimo el próximo 16 de diciembre".

Llegados a este punto, la RFEF ya le deja claro que no pueden esperar y que desde ese mismo día deben "iniciar las tareas de organización" y que cuando desde la LNFS consideren oportuno podrán "establecer vías de colaboración de los aspectos que queden pendientes en este momento". Y es así como está la situación. La RFEF asume todo el control organizativo  y las competencias de la Copa de España abriendo la mano a la LNFS a que colabore en aquello que considere. Frena cualquier opción de que la Copa de España pueda ser organizada por la propia Liga, como así solicitó su presidente en el primer escrito.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil