Dyego: "Soy un ala de desborde y sé que no puedo fallar"

Dyego: "Soy un ala de desborde y sé que no puedo fallar"

Dyego está realizando una excelente temporada
Dyego está realizando una excelente temporada | JAVI FERRÁNDIZ

El brasileño aseguró a SPORT que el equipo solo piensa "en ganar la Liga este sábado en Palma"

"Ojalá cerremos este sábado el póker de títulos. Este equipo puede marcar una época", recalcó Dyego

El Barça visita este sábado la pista del Palma Futsal (20.45 horas, Barça TV y GOL) con el firme objetivo de lograr una victoria que sería sinónimo de revalidar el título liguero y de alzarlo por sexta ocasión.

No será fácil, ya que Son Moix presentará un ambiente espectacular y los baleares no tienen nada que perder después de hacer historia accediendo a su primera final liguera y conseguir su primer billete para la Champions, donde compartirá presencia con los azulgranas (vigentes campeones).

Por parte blaugrana no estará Bernat Povill con covid, mientras que en el cuadro local toda la atención está puesta en el brasileño Diego Nunes tras los problemas físicos que sufrió en el primer partido.

En esa victoria por 4-2 fue clave Dyego Henrique Zuffo con dos goles cuando peor estaba el equipo. El brasileño conversó con SPORT en las jornadas previas al encuentro de este sábado y demostró que es tan rápido de mente como con la pelota en los pies.

¿Cómo consigue estar a tope durante toda la temporada?

Con una concentración máxima. Yo veo así mi profesión. En el Barça tienes que estar concentradísimo en cada partido y entregar algo a la gente para que disfrute. Yo soy un ala de desborde, que no es lo mismo que un jugador que juega cerca del gol o que un delantero en el fútbol, que se puede jugar balones y si los pierde no pasa nada. Lo mío es diferente, un ala no puede fallar.

Dyego marcó dos goles en el primer partido de la final

| EFE

Incluso ha logrado corregir algunas pérdidas que tuvo en el pasado...

¿Pero cuántas? Muy pocas, te sobran los dedos de una mano, aunque es verdad que acabaron con un gol en contra. Cuando empecé a jugar ya sabía qué quería ser bueno en el uno para uno y empecé a practicar. Hay muchos entrenadores que no quieren tantos riesgos. Por eso tengo claro que si quiero jugar como me gusta, no puedo fallar. Tengo que conseguir que el entrenador confíe plenamente en mí. Él tiene que saber que lo que hago es fruto del trabajo y de la experiencia. Y mira que no analizo vídeos, porque cuando estudias demasiado, a veces te condiciona y preparas algo que después no sucede. Yo siempre trabajo la mente. Un jugador necesita tener la mente lista para interpretar el juego con rapidez y tener siempre una alternativa, un recurso de emergencia. A veces el rival cree que estoy desprotegido, pero es que a veces quiero que él piense que no tengo nada preparado. Es un juego mental.

¿Qué es para usted ser un jugador profesional?

Jugar bien todos los partidos. A veces la gente dice, pues no has dado todo lo que tenías. No, a mí me pagan por jugar cada partido y tengo que saber jugar con molestias o cuando estoy cansado. A veces, voy a por un balón al cien por cien y me pasa algo. Si tengo una molestia no puedo esprintar fuerte, pero el rival no me puede ganar. Nuestra profesión es ingrata, porque hay lesiones, golpes, torceduras de tobillo y esas cosas no las puedes controlar, pero a nivel muscular sí controlamos mucho con la preparación, la alimentación, los masajes y cuidándonos cuando estás tocado.

El otro día Velasco defendió a Dídac por su pérdida ante Palma que acabó en gol. ¿Le ha dado Velasco la confianza que necesita?

¡Qué bien que piense así! A nivel de arriesgar está cambiando la manera de ver el juego. Andreu (Plaza) ya nos da mucha libertad y Jesús (Velasco) también, porque le gusta el ataque y el juego bonito, que no quiere decir las florituras. El juego bonito es jugar bien, ser rápidos, ir al frente o tirarse al suelo para evitar un gol. Es atacar cuando hay que atacar y defender cuando toca defender. Jesús es uno de los mejores entrenadores que he visto, nos ha dado mucho y es un placer trabajar con él cada día. Presta mucha atención a los detalles, sabe muchísimo de fútbol sala y tiene unas ideas diferentes. Me gusta su manera de ver el fútbol sala, porque se parece mucho a la mía.

Dyego elogió al técnico Jesús Velasco

| EFE

Cuando vuelven del Mundial y casi sin entrenar pierden por 6-2 en Palma, ¿esperaba que la temporada sería así de buena?

Sí. Nunca tuve dudas. Aquel partido... ¡es que no habíamos entrenado y estábamos muy cansados! Si miras la plantilla, no puedes dudar. Solo era cuestión de esperar a que entendiésemos al nuevo entrenador y fuésemos recuperando los automatismos.

El Palau es muy bonito, pero creo que no quieren volver...

¡Claro que no! Queremos ganar la Liga hoy. Cuanto antes, mejor. No podemos desperdiciar ninguna oportunidad y no puedes dar vida a un rival como Palma. Va a ser muy difícil. Ya hemos jugado allí muchas veces y sabemos lo que nos espera. Ojalá podamos cerrar allí la final. Me gustaría celebrar el título en el Palau, pero queremos acabar a la primera.

¿Cree que este equipo puede marcar una época?

Tenemos las condiciones para conseguirlo, pero hay que mantener el nivel de trabajo y de concentración durante muchos años. Esta temporada ya lo estamos demostrando y ojalá podamos cerrar un póker muy bonito.

Dyego es un profesional como la copa de un pino

| VALENTÍ ENRICH

Usted está siempre dando la cara y suele ser clave. ¿Ha sentido falta de cariño como azulgrana?

Nunca necesité cariño ni alabanzas. Nuestra profesión tiene eso. Mucha gente habla, cada uno tiene una percepción que a veces es correcta y a veces no. Eso es lo bonito, cada uno puede pensar lo que quiera. Los que me conocen saben que nunca he necesitado cariño, porque siempre entendí mi profesión como un trabajo. Es un medio para un fin y tengo la suerte de que ese medio es la pasión de mi vida. Soy un afortunado. No tengo más que pedir. Lo más bonito son los mensajes que recibo cuando voy a llevar a mi hija al cole. Me dicen que les encanta como juego y que vienen al Palau a verme jugar. Con eso me sobra. ¿Cómo iba a pensar cuando salí de mi ciudad que habría gente a la que le gustase verme jugar? He cumplido todos mis sueños y no tengo ninguna necesidad de nada, sino todo lo contrario.

Ese amor por el fútbol sala le ha llevado a estar más de ocho años fuera de su querida Brasil...

¡Casi nueve ya! Insisto en que soy un afortunado, porque estoy practicando mi pasión en el mejor lugar del mundo, el Barça. Solo puedo dar gracias a Dios, porque mi carrera es maravillosa y solo veo cosas buenas. El aprendizaje, lo que me costó cuando llegué y todo lo que he evolucionado como persona y como jugador. Quizá si me hubiese quedado en Brasil no habría evolucionado tanto, porque aquí la vida es muy difícil y estamos muy solos por más que tengas amigos. La gente que vive fuera de su país sabe lo que es perderse celebraciones y la vida con tu familia. Son muchos meses lejos de la familia, mi esposa sola muchos fines de semana, mi hija creciendo lejos de sus abuelos... pero no me arrepiento de nada. He hecho una trayectoria increíble y lo que me queda, porque estoy en mi mejor momento.

Acaba contrato en 2023. ¿Va siendo hora de empezar a hablar de la renovación?

Eso es un tema del club. Desde que llegué, nunca he pedido al club renovar y no voy a hacerlo.

Dyego apuesta por el Barça este sábado

| JAVI FERRÁNDIZ

¿Pero le gustaría seguir?

Sí, claro.

¿Hasta cuándo?

Eso no lo sé. Nos falta espero que un solo partido de esta temporada y tengo firmada toda la que viene, pero te insisto en que nunca voy a presionar con la renovación. Siempre lo he hecho cuando me lo han planteado. A este club le tengo un cariño enorme y todo lo que he conquistado ha sido gracias al Barça. Decir ahora cuántos años más... Aún me faltan muchos años buenos

Hasta donde sabemos, lo que ha salido del Valdepeñas es falso...

Ya dije el otro día que no hay nada. Cuando llegué al vestuario, los compañeros empezaron a bromear y me dijeron que cuándo me iba al Valdepeñas. ¡Yo no tenía ni idea de qué estaban hablando! ¿Sabes? Yo no sigo mucho las redes sociales. Para mí otra cosa importante en la carrera de un jugador es estar enfocado solo en jugar. En las redes se dicen muchas cosas y si no te cuidas te pueden influir. Puedes estar triste o demasiado contento, que tampoco es bueno. Pero volviendo al tema, eso del Valdepeñas no es verdad y lo ha dicho hasta su presidente. Es un club al que respeto mucho, pero ya te digo que no hay nada.