Sport.es Menú

Dieguinho y un gran Sporting destronan con justicia al campeón

El brasileño anotó tres goles en una semifinal con una clara superioridad del cuadro lisboeta

El conjunto luso ya espera en la final al ganador de la segunda 'semi: Barça Lassa - Kairat

Gadeia intenta progresar ante la defensa de Cavinato
Gadeia intenta progresar ante la defensa de Cavinato | TWITTER

En una exhibición de seguridad y solvencia, el Sporting de Portugal se ha tomado cumplida venganza de Movistar Inter este viernes en la primera semifinal de la Champions League disputada en el Almaty Arena que ha concluido con un merecido 5-3 para los lisboetas.

SPO

5-3

INT

SPORTING DE PORTUGAL, 5

(1+4): Guitta (p.), Erick, Dieguinho (3), Alex Merlim, Cavinato -cinco inicial-, Déo (1), Leo, Cardinal (1), Joao Matos, Alex, Pany Varela, Pedro Cary y Nunes Rocha.

MOVISTAR INTER, 3

(1+2): Carlos Ortiz, Ricardinho, Pola, Gadeia (1) -cinco inicial-, Marlon, Daniel, Borja, Humberto (1), Elisandro, Pola, Marcel y Bebe (1).

ÁRBITROS

Marc Birkett (Inglaterra) y Kamil Cetin (Turquía). Expulsaron con roja directa a Elisandro, de Movistar Inter (27:46). Mostraron tarjeta amarilla a Cardinal, del Sporting de Portugal (30:03).

GOLES

0-1, Humberto (5:16); 1-1, Déo (5:25); 2-1, Dieguinho (23:41); 3-1, Dieguinho (29:24); 4-1, Dieguinho (35:59); 4-2, Bebe (37:00); 5-2, Cardinal (39:26); 5-3, Gadeia (39:40).

INCIDENCIAS

Primer partido de la Final four de la Champions League de fútbol sala disputado en el Almaty Arena ante unos 6.700 espectadores.

Era la repetición de las dos últimas finales, saldadas ambas con una clara victoria madrileña (0-7 hace dos años precisamente aquí en Almaty y 5-2 la pasada temporada en Zaragoza). Es decir, que los dos equipos se conocen a la perfección.

Jesús Velasco había reconocido en la previa que su equipo está adoleciendo de falta de regularidad, mientras que Nuno Dias se centra en olvidarse en los citados precedentes y pensar solo en el presente.

Pista resbaladiza e igualdad

La pista resbalaba de forma vergonzosa en la enésima dejación de la UEFA, que sigue tratando fatal al fútbol sala. En la previa Andreu Plaza fue el único técnico que puso sobre la mesa este problema.

El choque empezó muy equilibrado y un disparo de Cavinato al que respondió bien Jesús Herrero fue lo único reseñable... hasta que Ricardinho despertó a Inter con un potente chut a la cepa del poste.

Esa acción dio paso a los dos primeros goles, que llegaron con solo nueve segundos de diferencia. El 1-0 fue obra de Humberto, quien recortó a Alex Merlim y batió a Guitta con un disparo cruzado.

Sin tiempo para disfrutar de esa ventaja, Déo se internó por el centro, realizó una finta y profanó la portería interista nueve segundos después para restablecer las tablas. El marcador ya no se movería en el primer acto.

Inter trató mejor la pelota ante un rival que se mostró más peligroso. Daniel y Leo obligaron a los porteros rivales a exhibirse a los nueve minutos.

El genio Ricardinho combinó con Humberto en el 11' y volvió a aparecer Guitta, al igual que cuatro minutos después ante el reciente fichaje madrileño Marcel.

Le perdonan la roja a Guitta

A los 15 minutos llegó una jugada que pudo ser clave. Gadeia recibió un gran pase, controló la bola y el meta sportinguista tocó la pelota fuera del área. ¡Era una tarjeta roja de libro!... pero los árbitros decretaron bote neutral e Inter no protestó lo más mínimo.

Los últimos minutos fueron lusos. Tras un chut ligeramente desviado de Elisandro, Jesús Herrero se adelantó al remate de cabeza de Alex Merlim en el 18', quien chutó rozando el travesaño en el último minuto del primer acto.

Gran regreso del Sporting

El Sporting de Portugal borró a Inter de la pista en los primeros ocho minutos de la reanudación a base de seguridad atrás, rapidez en ataque y claridad de ideas pese a que Ricardinho probó dos veces a Guitta en el 22'.

Un chut de Alex Merlim (¡qué jugadorazo!) lo desvió Jesús Herrero y la pelota se estrelló en el poste y la situación se repitió a disparo de Cavinato, aunque esta vez el rechace se fue a córner.

Por fin, en el 24' los lusos culminaron la remontada en una acción a pelota parada en la que Dieguinho se adelantó a Marlon para firmar el 2-1.

Autoexpulsión de Elisandro

Gadeia lo intentó dos veces seguidas mientras Elisandro se mostraba demasiado nervioso. Había dejado ir el codo y a la tercera derribó a Cardinal. No lo vieron los colegiados, pero sí el tercer árbitro: Roja, dos minutos en inferioridad y sancionado para el domingo.

Y a solo nueve segundos de recuperar la igualdad numérica, Inter se encontró con el 3-1 que anotó Dieguinho para firmar su particular 'doblete'.

Jesús Velasco dio la camiseta de portero a Bebe a 7:04 del final y el ex de ElPozo salvó a su equipo con una brutal estirada para desviar el chut de Guitta. Se golpeó fuertemente con el poste, pero salvó el 3-1.

Con el ataque de cinco, Inter logró cambiar la dinámica del partido y Humberto disparó al larguero en el 35' tras una gran ocasión suya y otra de Daniel.

Espejismo de Bebe

Dieguinho, MVP del partido y una pesadilla para el vigente campeón liguero, estableció el 4-1 a cuatro minutos del final, aunque un golazo de Bebe desde la parte frontal a falta de tres minutos supuso un 4-2 que daba esperanzas a Inter.

Los de Jesús Velasco hicieron muy bien el ataque con cinco, pero se toparon con un colosal Guitta que evitó al menos dos goles cantados a disparos de Gadeia y del propio Bebe.

Sin embargo, Cardinal castigó una pérdida con el 5-2 y ahí se acabó el partido pese al tanto de Gadeia que cerró el partido. El Sporting ya espera al Barça o al Kairat en la gran final. Y con todo merecimiento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil