Sport.es Menú

Dídac, exigente: "Contra ElPozo tenemos que salir a atropellarlos"

El Barça Lassa recibe el sábado a ElPozo en el Palau a las 13.15 horas en el primer partido de la final liguera

"La llegada de Giustozzi les ha transmitido frescura, mucha ilusión y pasión", comenta el arquero azulgrana

Dídac Plana, este jueves en el Palau a dos días del primer partido de la final
Dídac Plana, este jueves en el Palau a dos días del primer partido de la final | JAVI FERRÁNDIZ

El FC Barcelona Lassa recibe este sábado en el Palau a ElPozo (13.15 horas) en el primer partido de la final de la liga tras eliminar al Palma Futsal por penaltis el pasado lunes en el tercer encuentro.

Y uno de los protagonistas podría ser Dídac Plana, quien parece haberse hecho con la titularidad en detrimento de Juanjo desde su gran actuación en la final de consolación de la Champions en Almaty.

SPORT ha dialogado con el canterano antes del entrenamiento del jueves, el penúltimo antes del primer asalto en la lucha del equipo de Andreu Plaza por un título liguero que se resiste desde 2013.

¿Cómo afronta la final de la liga?

Con muchas ganas y con mucha ilusión. Es el último paso que nos falta para cerrar una temporada redonda y ojalá empecemos ganando para dar el primer golpe encima de la mesa. El Barça tiene que volver a ser campeón de liga.

¿Un portero encara los retos de forma diferente si está jugando?

Bueno, una final es lo que queremos todos. Durante la temporada hemos rotado bastante y no sé qué pasará en la final. Yo estoy muy satisfecho con el trabajo de Juanjo y con el mío. El que juegue saldrá a hacerlo lo mejor posible. Tenemos un equipo muy completo con dos buenos porteros y estamos preparados para volver a ser campeones.

¿Cuántas veces escuchó que en Jaén le llegaban mucho y era más fácil que en el Barça?

Bueno, tenemos que estar un poco por encima; si no, nos volveríamos locos. Esta portería es diferente a la del Jaén, pero te adaptas a todo. Con esfuerzo y con constancia me he adaptado a este rol de ir alternando partidos que juegas y que no juegas, y también a que solemos dominar los partidos, aquí no te llegan 25 veces y tienes que sacar esas pelotas. Para mí es un reto mantener la concentración los 40 minutos para acabar participando solo 50 segundos.

¿Una de sus mejores virtudes es la constancia?

Creo que sí. Soy muy tozudo. Siempre he dicho que yo juego al fútbol sala para jugar en el Barça. Es mi objetivo, mi ilusión y ahora quiero que se alargue el máximo tiempo posible. El día que me falte esta constancia bajaré mucho el nivel. Hay jugadores con más talento que pueden prescindir un poco de este esfuerzo diario, pero yo no me lo puedo permitir. Tengo que estar a tope cada día. No conozco otro camino.

Una final que se gana por 5-4, ¿deja al portero un regusto amargo al portero por los goles encajados?

Depende de cómo hayan sido los goles. A veces te marcan uno y dices… era imposible hacer más. Hay otras veces que te queda una sensación maña por un fallo o porque el gol era evitable. Para el portero recibir un gol es como que te den una puñalada. Después, siempre hay que hacer autocrítica.

¿Cómo fue la noche de su error ante Industrias en el Palau?

La peor desde que estoy en el Barça. Quedé retratado, fallé y nos costó el partido. Era uno de mis primeros partidos y cuando te pasa algo tan gordo pierdes mucha confianza. Fue un punto de inflexión. Sin hacerlo mal, no estaba al nivel de Jaén y aquel día toqué fondo con un error monumental. A partir de entonces empecé a ver las cosas de otra manera, a coger más confianza, a hacerme más fuerte y a ver que no podía pasarme nada peor. En esta vida todo es reversible.

¿Qué significó para usted la final de consolación de la Champions?

Era mi día. A nadie le gusta jugar un tercer y cuarto puesto, es un partido basura, pero yo no lo vi así. Era mi primer partido contra Inter con esta camiseta y tenía que demostrar que también puedo jugar esos partidos. Yo salí a jugar aquel partido basura como si fuese el partido del año y me salió bien. Ganamos y la semana siguiente jugué la Final Four de la Copa del Rey. Al final la lectura es que hay que estar preparado para cualquier ocasión y aprovecharla.

¿Qué le preocupa de ElPozo?

Tienen mucha pólvora arriba con jugadores que finalizan muy bien y grandes chutadores como Álex, Miguelín, Fernando, Pito… Su listón de agresividad y de intensidad es muy alto. Tenemos que salir a atropellarlos desde el primer minuto, porque son un equipo muy peligroso. Son capaces de todo y tienen experiencia en jugar partidos de este calibre.

¿Como hicieron en la primera parte de la final de la Copa de España?

Esa tiene que ser la mentalidad. Si hacemos las cosas bien, sabemos que ya les hemos ganado. Tenemos que reproducir lo que hicimos bien, aunque el escenario es distinto. En una final se magnifica todo, la ansiedad, la presión… Todos tenemos claro lo que hay que hacer para ganarles y estoy seguro de que podemos hacerlo.

¿Qué ha aportado Diego Giustozzi a ElPozo?

Frescura, ilusión y fuerza. Ha transmitido a sus sus jugadores empuje a la hora de presionar y vivir los partidos con más pasión, que quizá es lo que mejor sabe hacer. Ahora saben que pueden volver a ser campeones. Duda hizo historia en ElPozo, pero esa etapa se acabó y con Diego los jugadores han vuelto a sentir que son competitivos.

¿El Palau será clave?

Sin duda. Los casi 4.000 que vinieron al tercer partido de semifinales repetirán, porque ya están enganchadísimos. Y muchos de los que lo siguieron en casa querrán verlo en directo. El Palauestará a la altura de la final, como siempre. He visto muchas finales en la grada como espectador y el ambiente es una ‘pasada’. Juntos, equipo y afición, lo sacaremos adelante.

¿Qué supondría ganar el ‘triplete’ en su primera temporada aquí?

Sería un sueño hecho realidad, sobre todo después de cinco años sin ganar la liga. Para mí sería increíble, sería poner la guinda al pastel. Hemos hecho una buena temporada, pero falta dar el último paso y esperamos darlo ganando la final.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil