Riquelme no acierta en la contratación de técnicos

Riquelme no acierta en la contratación de técnicos

Riquelme, vicepresidente de Boca
Riquelme, vicepresidente de Boca | Twitter

En dos años como mandamás de Boca Juniors ha despedido a Russo y Battaglia tiene los días contados

El objetivo sigue siendo acabar con la hegemonía de River y acercarse al sueño de conquistar la séptima Copa Libertadores

Sebastián Battaglia está en la cuerda floja. El entrenador de Boca Juniors podría convertirse en el segundo director técnico en ser despedido por el ídolo y el Consejo de Fútbol en menos de dos años de gestión. El equipo sigue sin encontrar una identidad de fútbol. Martín Palermo está entre los candidatos a sucederlo.

Boca Juniors, bajo el mando de Juan Román Riquelme como vicepresidente y mandamás del club, continúa sin encontrar un rumbo que le permite romper con la hegemonía de River Plate y acercarse al sueño de conquistar la séptima Copa Libertadores, la gran obsesión del mundo Boca. Las intromisiones del ídolo en la gestión de la plantilla generan cortocircuitos en la gestión del plantel. En dos años al frente del club xeneize, Riquelme habrá despedido al segundo entrenador de su mandato.

Battaglia quedó más debilitado que nunca por los flojos resultados del equipo y la falta de respaldo de Riquelme, quien le soltó la mano. Entre los ídolos xeneizes la relación está quebrada. Con poca experiencia como primer entrenador -una breve experiencia en Almagro, y como ayudante de César Falcioni en Banfield-, fue designado al frente de la Reserva (el equipo B del xeneize), cuando Riquelme se convirtió en vicepresidente del club, en diciembre de 2019.

Los malos resultados de Miguel Ángel Russo como entrenador, su antecesor, le abrieron las puertas a Battaglia para ser entrenador del primer equipo. Pero durante el proceso sintió que su liderazgo, puertas adentro, iba perdiendo fuerza por las intromisiones de Riquelme. Hubo un hecho concreto, el ‘micro-gate’, en el cual Román, después de un partido en la Bombonera, hizo bajar al plantel del micro para que volvieran a entrar al vestuario y reprocharles su actuación. Desde entonces algo se rompió entre el vice y el DT. También cuando el entrenador decidió apartar al mediocampista Agustín Almendra, quien en un entreno le gritó: “Como DT sos un desastre”, tras lo cual mantuvieron una fuerte discusión.

Los resultados tampoco acompañaron a Battaglia, quien no ha podido consolidar una idea futbolística, aunque conquistó la Copa Argentina y derrotó a River Plate en el Superclásico. En los 36 partidos dirigidos por el entrenador, ha utilizado 34 alineaciones diferentes. Y Riquelme y el Consejo creen que es la razón principal por la cual el equipo no tiene una identidad.

Battaglia dirigirá los próximos partidos contra Central Córdoba, por la Copa de La Liga, y contra Corinthians por a Copa Libertadores, aunque sus días al frente del plantel están contados.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil