Sport.es Menú

Ordenan la "entrega inmediata" a EE.UU. del expresidente de la Federación de Fútbol de Guatemala

Brayan Jiménez Hernández
Brayan Jiménez Hernández | EFE

"Se ordena la entrega inmediata del requerido al gobierno de los Estados Unidos de América", dijo el juez presidente del Tribunal Quinto de Sentencia Penal, César García, debido a que ni Jiménez ni su defensa expresaron el planteamiento de ningún recurso.

EFE

Jiménez está acusado, según la orden de captura en su contra, de los delitos de criminalidad organizada y lavado de dinero, por su supuesta participación en un caso de corrupción dentro de la FIFA, conocido como "FIFAGate".

En la audiencia de primera declaración, que se celebró este jueves, el juez autorizó la entrega del acusado a EE.UU., y agregó que mientras el trámite sigue su proceso, Jiménez deberá guardar prisión en el centro preventivo para hombres habilitado en la Brigada Mariscal Zavala, en la zona 18 de la capital.

Jiménez fue separado de la presidencia de la entidad deportiva el día 4 de diciembre, al igual que Héctor Trujillo, secretario general de la institución y magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala, también implicado en el caso.

Según el informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos, en marzo de 2010, Jiménez, en su cargo de presidente de la federación, aceptó junto a Trujillo, secretario general, y Rafael Salguero, uno de los tres representantes de la Concacaf en el comité Ejecutivo de la FIFA, un soborno "de seis dígitos" por los contratos de televisión de los partidos de calificación para el Mundial de 2018.

En febrero de 2014, Jiménez y Trujillo negociaron con la misma empresa, Media World, un nuevo acuerdo por los derechos de televisión para la clasificación al mundial de Qatar 2022, por el cual ambos dirigentes recibirían un pago de 200.000 dólares.

Jiménez percibiría, según la investigación del Departamento de Justicia, otros 200.000 dólares adicionales.

Trujillo, que fue capturado en Estados Unidos cuando realizaba un crucero con su familia, fue puesto en libertad bajo una fianza de 4 millones de dólares el pasado 7 de enero.

El expresidente y el exsecretario son dos de los 16 altos cargos y exdirectivos de la FIFA acusados formalmente el pasado 3 de diciembre por las autoridades estadounidenses de dispensar "Justicia mientras solicitaban sobornos y vendían su influencia dentro de la FIFA".

La investigación por sobornos, que alcanzarían los 200 millones de dólares, incluye 92 cargos por delitos que van desde organización mafiosa y fraude masivo hasta blanqueo de dinero, según el Departamento de Justicia.

El proceso de extradición de Jiménez, que ayer fue capturado por las fuerzas de seguridad de Guatemala bajo estado de embriaguez, puede tardar, según expresó el juez, "varios meses".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil