Marko Marin, el 'Messi' alemán no descarta jugar en España

Fernando Baquero

Es casi un crío, incluso tiene todavía cuerpo de niño, pero su fútbol destila tanto talento y creatividad que se ha convertido ya en la gran esperanza alemana para el próximo Mundial. Se llama Marko Marin y es la nueva sensación de la Bundesliga. Su equipo, el Borussia Moenchengladbach, se ha propuesto volver a estar entre los grandes tras dos años en Segunda División. Ha vuelto a la máxima categoría, donde lo está pasando mal, pero de la mano de su nueva 'perla' confía en ganar la apuesta.

"Es lo que intentamos entre todos, pero sin duda hay un camino muy largo por delante. Ahora lo importante es salvar la categoría y para eso nos hemos estado preparando en el parón liguero. Estoy seguro de que lo lograremos".

Si lo consigue gran parte de responsabilidad será de un joven futbolista de 19 años que compensa su poco físico con grandes dosis de genialidad. Y entonces será difícil retenerle. Como en su momento lo fueron Netzer, Matthaus o Effenberg, que acabaron convirtiéndose en mitos del fútbol alemán. Su calidad no escapa a los grandes de la Bundesliga -gusta mucho en el Bayern Munich-, que sin duda pretenderán llevárselo lo antes posible. "No quiero distraerme con lo que pueda ser mi futuro. Es cierto que algunos equipos ya han preguntado por mí, pero toda mi concentración la dedico al Borussia.

No pienso mucho en qué dirección tomaré cuando acabe mi contrato", asegura.

También el Valencia ha puesto sus ojos en él -Ronald Koeman lo recomendó-, pero Marko entiende que sería muy pronto para emigrar, por lo menos antes del 2010, cuando expira su vinculación con el Borussia.

"Ahora mismo creo que mi futuro sigue en Alemania. Lo más conveniente sería dar primero un paso más pequeño, jugar al menos otra temporada más en la Bundesliga y luego dar el salto a otra Liga. La verdad es que no pienso demasiado en el futuro", reconoce.

Marko, sin embargo, no se plantea un futuro a largo plazo, aunque admite que por su cabeza pasa la idea de jugar en uno de los grandes del fútbol español.

"Claro que me gustaría jugar algún día en la Liga. Me gusta mucho el Real Madrid, pero el Barça es el que mejor fútbol hace actualmente y eso también hay que valorarlo".

Es diferente al típico futbolista alemán. A su innata calidad técnica se suma una inspiración que le permite diseñar la jugada antes de recibir el balón. Nunca se sabe por dónde saldrá y eso le proporciona un plus que hace muchos años que no se veía en la Bundesliga. No le asusta que se le señale como la nueva figura alemana pero considera que es demasiado aventurar que pueda llegar a ser como Ballack, Littbarski o Rummenigge.

"No sé hasta dónde podré llegar y es demasiado pronto para asegurar que seré una figura. Mi objetivo a corto plazo es asentarme en la Bundesliga y que el equipo se estabilice en la máxima categoría. Aún estoy dando los primeros pasos en mi carrera, pero tengo el sueño de ser una estrella pero, personalmente, creo que me queda todavía un largo camino por recorrer", explica.

Marko Marin tiene ambición, pero no peca de sueños de grandeza. Tiene los pies en su suelo: "No sé si algun día me convertiré en una estrella mundial como Cristiano Ronaldo o Messi. Yo ahora estoy jugando por la permanencia y lo único que quiero es convertirme en un jugador mejor y llegar a formar parte de la selección alemana en el próximo Mundial".

Joachim Low estuvo a punto de llevárselo a la última Eurocopa, pero finalmente el seleccionador germano prefirió no 'quemarle' y decidió apostar por futbolistas más veteranos. Pero Marko Marin es el futuro de Alemania y sin duda en el 2010 estará en el Mundial de Suráfrica. Ya ha jugado cuatro partidos con la absoluta y el próximo año y medio puede alcanzar su consagración definitiva. "Soy un jugador en formación y todavía no he alcanzado mi techo como futbolista", admite.

Eso sí, está convencido de que su fútbol imaginativo puede ser de gran ayuda.

"Alemania siempre ha llevado equipos muy competitivos a todos los campeonatos, pero nunca será malo tener mayor potencial creativo en el terreno de juego. Ahí es donde creo que yo podría ser importante".

Lógicamente, por su juventud, Marko Marin tiene sus referentes futbolísticos pero por encima de todos destaca al barcelonista Andrés Iniesta.

"Es el jugador de la Liga española que más me gusta. Admiro cómo ve el fútbol y me fijo mucho en él para aprender". Tampoco se olvida de Messi, del que considera que está un escalón por encima de los demás.

"Cristiano Ronaldo ha hecho muchos goles este último año y ha ganado muchos títulos y es justo que le hayan dado tantos premios. Pero, personalmente, como jugador me gusta más Messi. Su fútbol es mucho más atractivo, da más alegría verle en el terreno de juego".

NO SE PIERDA LOS VIDEOS DE SPORT

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil